lunes 30/11/20

Felipe González, sobre la Argentina: “El estado de ánimo hoy es peor que la crisis”

El ex mandatario español diferenció el clima social actual del de 2001. En el ciclo organizado por Clarín, también llamó “tirano” a Maduro al hablar de Venezuela

"Felipe es un hombre de Estado", un "político con tres condiciones": la resistencia, la decisión y la reflexión. Un hombre que ha encabezado tres momentos de España, el de la resistencia a la dictadura de Francisco Franco, el que participó de la transición y el que introdujo a España en la modernidad.

El veterano líder del socialismo español, que en todo momento se manifiesta cómo alguien que destaca el valor de mirar y trabajar hacia el futuro y no anclados en el pasado, se hizo desear en cuanto a sus opiniones sobre Argentina, en un escenario donde posteriormente estarían la gobernadora María Eugenia Vidal y el ex ministro de Economía Roberto Lavagna.

"En los momentos de crisis no hay que confundir los estados de ánimo. El estado de ánimo hoy es peor que la crisis, que es severa. Pero el estado de ánimo es peor", señaló manifestando una importante diferencia de lo que ocurrió en el 2001 cuando se desató la abrupta salida del gobierno de Fernando De la Rúa, con el pueblo en las calles, el default, la devaluación y un tendal de pobreza tras los ajustes en la economía para encarrilar la crisis. "El estado de ánimo depresivo, desesperanzado, tiene más resistencia al cambio que el estado airado, que la ira", agregó.

Felipe no sólo habló de Argentina y Trump sino que dedicó buena parte de su extensa entrevista pública a la cuestión de la crisis de Venezuela, en la que se diferenció de su amigo José Luis Rodriguez Zapatero en el hecho de qué él no titubea en llamar "tirano" a Nicolás Maduro. "Un error habitual en la izquierda", señaló. "No hay tiranos de una ideología, un tirano es de derechas o de izquierdas". añadió. 

Sobre Venezuela, dijo que la situación era para él un conflicto de carácter "regional", y que era "excesivo hablar de Guerra Fría". Además, indicó que "no hay riesgo de conflicto militar". Está seguro de que ni China ni Rusia quieren quedar anclados en Venezuela y que, por necesidades de existencia propia, Cuba es el más interesado, 

Todo ello, en las jornadas celebradas por el periódico El Clarín, en Argentina.

Comentarios