lunes 16.12.2019
ANIVERSARIO

El ‘reloj de antaño’ está de cumpleaños...ya tiene 150

El histórico reloj ha sido testigo de numerosas anécdotas históricas. Ha asistido a la proclamación de la II República, al golpe de estado franquista y ha sobrevivido a los bombardeos de la Guerra Civil

Imagen de la Puerta del Sol.
Imagen de la Puerta del Sol.

Como dice la canción de Mecano este sábado hay cita en la Puerta del Sol de Madrid. Otra vez el champán y las uvas y el alquitrán, pero no para recibir al nuevo año. Esta vez el reloj se viste de largo para su propio cumpleaños. El emblemático reloj de la Puerta del Sol cumple 150 años. Es decir, un millón trescientas catorce mil horas y más de 78 millones de minutos.

Testigo de incontables anécdotas

El histórico reloj ha sido testigo de numerosas anécdotas históricas. Ha asistido a la proclamación de la II República, al golpe de estado franquista y ha sobrevivido a los bombardeos de la Guerra Civil. De hecho, la leyenda dice que uno de los obuses lanzados por el bando nacional llegó a caer en el edificio pero, por suerte, no llegó a estallar lo que permitió que el reloj continuara funcionando.

Fue un relojero leonés afincado en Londres, José Rodríguez Losada, el que decidió regalar el reloj al ayuntamiento de Madrid. La reina Isabel II fue la encargada de inaugurar el reloj el 18 de noviembre de 1866, después de tres años de obras.

Actividades

Para celebrar el cumpleaños, la Comunidad de Madrid ha preparado un amplio programa de actividades gratuitas en la Real Casa de Correos, sede del Ejecutivo regional, en las que podrán participar todos los madrileños. La charla de uno de los relojeros encargados del mantenimiento del reloj, Jesús López, será el encargado de inaugurar la jornada sobre las 10 de la mañana y explicará la historia y los detalles de su maquinaria. Las campanas repicarán a las 12 horas, simulando las campanadas de fin de año- Un acto en el que participarán rostros conocidos de la televisión como el presentador Ramón García y la presentadora Cristina Pedroche.

Comentarios