domingo 15.09.2019
ESCáNDALO DE LAS "TARJETAS B"

Las "tarjetas negras" de Caja Madrid pasan factura política

El Ejecutivo madrileñó cesa a Pablo Abejas, director general de Economía y obliga a la presidenta de la Fundación Caja Madrid, Carmen Cafranga a abandonar su cargo

Pablo Abejas y Carmen Cafranga.
Pablo Abejas y Carmen Cafranga.

Y la petición de Salvador Victoria se cumplió. Dos horas después de que el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid exigiera en rueda de prensa la dimisión de la presidenta de la Fundación Caja Madrid, Cafranga anunciaba a través de un comunicado el abandono de su cargo. El presidente de la Comunidad de Madrid ha actuado contundentemente y en una sola mañana contra los implicados en el uso de la tarjeta que estaban aún en su organigrama.

Por otro lado, también ha notificado la decisión del Ejecutivo regional de destituir a Pablo Abejas, director general de Economía del gobierno regional y hombre de confianza de Esperanza Aguirre, por el uso indebido de las tarjetas ‘B’ de Caja Madrid para gastos personales.

Durante un periodo de diez años (2003-2012) los directivos y consejeros de Caja Madrid cargaron una serie de importes a estas tarjetas no declaradas. Un total de 15,5 millones de euros en gastos personales, según informa el sumario del 'caso Bankia'. Abejas, que estaba en la Comisión de Control de Caja Madrid en la época en la que Miguel Blesa presidía la entidad, "aparece como usuario" de estas tarjetas y gastó presuntamente 246.700 euros de esta forma.

Además de la ‘cabeza’ de Abejas, el Gobierno regional ha pedido también que Cafranga, abandone el ejercicio de sus cargos en la fundación por este mismo motivo. Hecho consumado un par de horas de después del anuncio. Ya que ha presentado su dimisión con "el fin de preservar los intereses de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad Caja Madrid. Aunque destaca su “firme convicción de haber actuado “siempre” con “plena legalidad”.

Abejas, que estaba en la Comisión de Control de Caja Madrid en la época en la que Miguel Blesa presidía la entidad, "aparece como usuario" de estas tarjetas

Victoria ha comentado que no pudieron controlar dichos gastos porque la Comunidad de Madrid “no tiene competencias en la supervisión financiera”, ya que este ámbito es dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda y del Banco de España. Aun así, ha comentado que desde el órgano ejecutivo de la Comunidad, respetan el derecho a la defensa y justificación de los gastos y si no puede justificar un uso legal de esas tarjetas deberán proceder a "la devolución de las cantidades y asunción de responsabilidades".

Un total de 86 personas están siendo investigadas por el juez Andreu tras el aviso de la propia entidad, en la que a través de una auditoría interna, detectó el problema de las tarjetas. "Respetamos al máximo la defensa que puedan hacer los titulares de esos listados y corresponde a ellos justificar gastos de representación y debido y adecuado uso", comentó Victoria en este sentido. Como portavoz del Gobierno, Victoria no ha querido valorar si las personas que han hecho un uso indebido de estas tarjetas abandonarán o no su partido.

Comentarios