martes 07.04.2020

Expertos dan por hecho que España entrará en recesión en el segundo semestre

La crisis sanitaria ocasionada por la pandemia del coronavirus tendrá graves consecuencias para la economía de España, según expertos de la escuela de negocios ESADE, que auguran que "es prácticamente seguro" que el país entrará en recesión durante el segundo semestre de 2020

Expertos dan por hecho que España entrará en recesión en el segundo semestre

Según los profesores del departamento de Economía, Finanzas y Contabilidad Pedro Aznar y Pedro Rey, uno de los factores más determinantes para la economía de España frente a la crisis del COVID-19 es su dependencia del turismo, uno de los sectores más importantes del PIB nacional y que se verá más castigado por el impacto en la demanda agregada y en el empleo.

Y es que el sector del turismo contaba a finales de 2019 con 2,3 millones de afiliados a la Seguridad Social sobre un total de 19 millones de asegurados, recuerda Pedro Aznar, director del grado en Global Governance, Economics & Legal Order de ESADE.

Añade que otro condicionante de la estructura económica del país es "la predominancia de las pequeñas y medianas empresas, que son más vulnerables en estas circunstancias".

En comparación con la crisis financiera de 2008, España cuenta hoy con menos margen de maniobra para la política monetaria y fiscal, con un nivel de endeudamiento cercano al 100 % del PIB del país, que en 2008 se situaba en el 40 %", advierte Aznar.

Por ello, auguran los expertos, "se va a producir una crisis inmediata de liquidez y no es difícil prever que pronto se convierta en una crisis de solvencia", por lo que muchas empresas entrarán en pérdidas.

Además, la caída de la producción y la paralización de la actividad implicará un fuerte incremento del paro.

El Gobierno ha puesto en marcha una serie de medidas para ayudar a las empresas y proteger el empleo y ello pasará factura a la capacidad de recaudación de impuestos, necesaria a su vez para la financiación de estas políticas, explican los economistas.

Pedro Rey comenta que muchas de las medidas tomadas por el Gobierno no se traducirán en efectos a corto plazo y que no se verá tampoco una reducción inmediata de la curva de contagios.

"De ahí la importancia de una buena gestión de las expectativas, que sea capaz de mantener la calma en el comportamiento de la ciudadanía", sostiene el profesor de ESADE. 

Comentarios