jueves 13/8/20

Rentokil Initial recomienda que se mantengan los controles de plagas durante la crisis de coronavirus

Es importante continuar con los tratamientos habituales de control de plagas para impedir el riesgo de infestaciones una vez que finalice la cuarentena y comience la temporada de calor
/COMUNICAE/

Rentokil Initial recomienda que se mantengan los controles de plagas durante la crisis de coronavirus

Es importante continuar con los tratamientos habituales de control de plagas para impedir el riesgo de infestaciones una vez que finalice la cuarentena y comience la temporada de calor


El decreto de estado de alarma aprobado como consecuencia del coronavirus -o Covid-19- ha llevado a un incremento en las labores de desinfección e higiene ambiental en empresas y espacios públicos, en ocasiones en detrimento de los tratamientos habituales para el control de plagas.

Rentokil Initial, multinacional especializada en control de plagas e higiene ambiental, ha hecho un llamamiento a las empresas y particulares para que se sigan implementando las labores habituales de mantenimiento de control de plagas, ya que cualquier alteración en estas puede disminuir la efectividad de los tratamientos y acentuar los problemas de plagas una vez que finalice la cuarentena y llegue la temporada de calor.

“El control de plagas es una actividad esencial para salvaguardar la higiene y la seguridad de los ciudadanos y prevenir infestaciones que pueden afectar a negocios de importantes sectores como la industria alimentaria o la salud. Mantener la protección contra las plagas en estos sectores es primordial para impedir riesgos futuros que puedan desencadenar posibles crisis de salud y pérdidas económicas”, explicó Jacinto Diez, director de Comunicación de Rentokil Initial España.

Suprimir o aligerar las labores de control de plagas en las oficinas aumenta el riesgo de que, al volver a la normalidad, los empleados y clientes estén más expuestos a contraer enfermedades.

Muchas de las plagas habituales -roedores, cucarachas, moscas, pulgas y mosquitos- son responsables de un amplio rango de patologías, como la salmonelosis, el dengue, la leptospirosis, la enfermedad de Lyme o el virus del Nilo, entre otras, que pueden transformarse en severas y requerir hospitalización, con consecuencias desastrosas para la salud pública, ya profundamente afectada por el impacto del coronavirus.

Las plagas, a su vez, pueden dañar las infraestructuras físicas y digitales, interrumpiendo de esta forma el funcionamiento normal de las operaciones y las líneas de producción. En la industria alimentaria, por ejemplo, pueden acarrear interrupciones en la producción o pérdida de alimentos.

Ventajas de mantener medidas de control de plagas
Las actividades de control de plagas se efectúan con dos objetivos. Por un lado, impedir que se produzcan infestaciones por plagas, y por el otro, erradicarlas si ya se han producido.

La monitorización constante, ya sea por parte de técnicos especializados o por dispositivos online, es fundamental para que los expertos en control de plagas puedan realizar una medición de cualquier actividad inusual y, a su vez, intervenir ante el menor signo de infestación.

Una interrupción del servicio de control de plagas, o incluso una aplicación menos intensiva de los tratamientos habituales puede disparar de forma descontrolada la población de plagas. Y el confinamiento al que están sometidas las personas estas semanas como medida de protección ante el Covid-19 es una oportunidad para que las plagas puedan propagarse fácilmente en ausencia de presencia humana.

Las medidas de control de plagas son fundamentales para:

• Mantener la salubridad de las instalaciones sanitarias y hospitales, a la vez de impedir que estos colapsen por el ingreso de nuevos pacientes afectados por enfermedades causadas por plagas

• Preservar el buen funcionamiento de la cadena de producción de alimentos, minimizando el riesgo de contaminación directa o cruzada

• Proteger contextos delicados como centros de mayores, residencias o prisiones, muchos de los cuales ya están en situación crítica como consecuencia del coronavirus.

• Conservar los stocks y la infraestructura digital de las empresas

• Reducir los riesgos laborales al minimizar la posibilidad de infestaciones en oficinas y negocios

Ante la contingencia del coronavirus, Rentokil Initial seguirá prestando sus servicios de control de plagas -junto a los de higiene ambiental- para garantizar que se mantengan las frecuencias necesarias en los tratamientos y se preserve la salud y la seguridad de todos.

Fuente Comunicae

Comentarios