martes 24/5/22

Para garantizar el funcionamiento transparente de las empresas, la incorporación de un canal de denuncias se ha convertido en una necesidad. Esto se debe al surgimiento de grandes escándalos que involucran a organizaciones públicas y privadas por situaciones que no se gestionaron en su momento.

La conformación de un canal de denuncias dentro de las compañías es una de las obligaciones en las que la plataforma jurídica Attolón puede ser de gran ayuda. La experiencia de sus abogados ayuda a cumplir con las directrices en el marco de la Directiva Whistleblowing, vigente en la Unión Europea desde el 2019.

La necesidad de contar con un canal de denuncias bien estructurado

El canal de denuncias es una estructura compleja desde el punto de vista funcional porque debe atender las inquietudes sobre el funcionamiento de una organización. Para garantizar su efectividad, debe contar con un personal especializado en atender estas demandas internas, fomentar un seguimiento transparente y la resolución de los casos.

Un canal de denuncias es un órgano interno de las empresas que atiende, según la Directiva Whistleblowing, inquietudes sobre seguridad del medio ambiente o transporte. Abarca también financiación al terrorismo, irregularidades en contrataciones públicas, blanqueo de capitales, ilícitos financieros, seguridad de los productos o salud pública, entre otros posibles delitos.

El mayor reto de las organizaciones al constituir un canal de denuncias es la seguridad en la gestión de la información. En primer término, su existencia evita que los denunciantes deban acudir a canales externos para expresar su inconformidad. Pero, por otro lado, al mantenerlo dentro del fuero interno, se deben utilizar herramientas para proteger la integridad económica, laboral y personal del denunciante.

El servicio de la plataforma jurídica Attolón

Muchas de las organizaciones que tienen esa necesidad jurídica han apostado por el servicio de Attolón. Una vez que el equipo de abogados escucha las inquietudes de la empresa le hace una propuesta de trabajo. Acordados los términos de la contratación, la organización interesada accede a la plataforma de los abogados. Son profesionales especializados en las distintas ramas del derecho, que ya cuentan con 10 años de experiencia.

En los casos en que se requiera la conformación de un canal de denuncias, los profesionales de Attolón procederán a establecerlo tomando en cuenta las previsiones necesarias. Esto incluye la gestión de la información clasificada, el secreto industrial, las normas de enjuiciamiento criminal o el secreto profesional de los médicos o abogados.

Se trata de un trabajo que debe ser minucioso y muy profesional. La experiencia de los abogados de la plataforma Attolón pueden garantizarlo porque desarrollan este tipo de asistencia con discreción. Por un lado, se trata de proteger la información sensible de la empresa, así como evitar que esta sea objeto de posibles actos de difamación. Por el otro, debe garantizar a todo denunciante el manejo adecuado de su queja para evitar que se convierta en el blanco de represalias que puedan conllevar a denuncias futuras contra la organización.

Así pues, la participación de expertos en el desarrollo y control de un canal de denuncias es imprescindible para evitar que la compañía entre en una crisis de reputación de la que nunca pueda salir.


El canal de denuncias adecuado es la vía para evitar una crisis de reputación de las...
Comentarios