lunes 1/3/21

Cataluña: Primeros síntomas de alivio de la tercera ola

Los indicadores epidémicos en Cataluña muestran los primeros síntomas de que las medidas restrictivas empiezan a surtir efecto, con una disminución del riesgo de rebrote, de la velocidad de contagios y de la positividad, aunque aún crecen el número de personas hospitalizadas y de fallecidos (129 en las últimas 24 horas)

Hombre con mascarilla
Hombre con mascarilla

Según los datos epidemiológicos actualizados este lunes por el Departamento de Salud, el riesgo de rebrote (EPG), índice de crecimiento potencial de la epidemia, ha bajado 40 puntos desde el domingo y se ha situado en 754, mientras que la velocidad de contagio (Rt), que mide la rapidez con que se propaga la epidemia, se ha situado en 1,31 -cada 100 infectados contagian a 131 personas de media- cuando el día anterior era de 1,39.

También la positividad, es decir, el número de positivos por cada cien pruebas que se hacen, sigue bajando por cuarto día consecutivo y ya es del 9,59 %, casi seis décimas menos que la víspera.

Sin embargo, el número de personas hospitalizadas ha crecido hasta 2.809 (179 más), de las que 550 están graves en la UCI, dos más que la víspera, mientras que los fallecidos desde el inicio de la pandemia son ya 18.141, de los que 129 se han comunicado en las últimas 24 horas.

Los epidemiólogos consideran que a partir de este lunes empezarán a notarse los efectos de las medidas restrictivas impuestas en Cataluña desde el 7 de enero y que se han prorrogado, de momento, hasta el día 24, como el cierre perimetral por municipios durante toda la semana, el cierre de centros comerciales, gimnasios y comercios de más de 400 metros y la limitación horaria de la restauración.

Sin embargo, también saben que esta incipiente mejora de los indicadores aún tardará unos días en trasladarse a una mejora de la situación hospitalaria, que se acerca a los peores números de pacientes en la UCI que se alcanzaron en la segunda ola, cuando el 10 de noviembre se llegó al pico máximo de 594 ingresados en cuidados intensivos.

Habrá que esperar a los indicadores de los próximos días para confirmar si Cataluña ha llegado al pico de la tercera ola y que empieza a doblar la curva epidémica.

De momento, no se ha notado la mejoría en el índice de casos acumulados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días (IA14), que ha crecido hasta 602, seis más que el domingo.

Según los datos de Salud, en los últimos siete días se han diagnosticado 26.791 nuevos contagios, 2.533 de ellos el día anterior, con lo que el número total de infectados desde el inicio de la epidemia en Cataluña ya es de 458.437.

Entre el 8 y el 14 de enero han fallecido en Cataluña 443 personas por COVID, una media de 63 muertes diarias, cifra que no se daba desde mediados de noviembre, cuando hubo 507 fallecidos en una semana en el pico máximo de la segunda ola, entre el 3 y el 9 de noviembre.

La comarca con peores indicadores epidémicos es el Solsonès, con un EPG de 2.909 puntos, casi 300 puntos menos que el día anterior, seguida de Les Garrigues (2.469), 400 puntos menos, y del Montsià (1.664).

La comarca del Barcelonès, la más densamente poblada de Cataluña, tiene este lunes un índice EPG de 836 880 puntos, 44 menos, con una velocidad de propagación (Rt) de 1,43, una décima menos.

La ciudad de Barcelona tiene un riesgo de rebrote de 782, 34 menos que la víspera, con una Rt de 1,40, nueve centésimas menos.

Comentarios