viernes 28.02.2020

YouTube facilita la explotación sexual de niños y encima lo monetiza

El escándalo de pedofilia que afecta a YouTube tras la denuncia de Matt Watson (youtuber) y por el que grandes marcas están retirando su publicidad de la plataforma

YouTube facilita la explotación sexual de niños y encima lo monetiza

Algunos pedófilos se aprovechan de los algoritmos de YouTube para introducir cierto contenido o hacer comentarios inapropiados.

En el video del youtuber Matt Watson (también conocido como Matts WhatItIs),  muestra su indignación tras haber descubierto "una red de pedofilia en YouTube".

"Las recomendaciones del algoritmo de YouTube están facilitando a los pedófilos la capacidad de conectarse entre sí, intercambiar información y poner enlaces en los comentarios", dijo Watson en un video de más de 20 minutos publicado el pasado domingo que acumula cerca de dos millones y medio de visitas.

Watson explica que solamente le hicieron falta dos clics para acceder a contenido publicado por pedófilos y que la plataforma recomienda videos similares de manera automática, de forma que con pocos clics la columna de recomendaciones (a la derecha) se llena de videos con menores.

Además, según Matt la plataforma es utilizada por pedófilos para intercambiar contenido de menores y contactos.

También aclara que aunque algunos internautas ya advirtieron sobre este problema y dijo que tiene pruebas de que esos videos están siendo monetizados.

"Esto está mal, hay que hacer algo. Ellos lo saben. Y me repugna que nadie haga nada", dijo el creador de contenido californiano.

A continuación, reveló lo fácil que le resultó encontrar videos de contenido sexual con menores de edad que todavía siguen publicados en YouTube.

Son videos aparentemente inocente de niñas probándose bikinis, jugando o haciendo estiramientos pero en los comentarios se pueden leer las reacciones de pedófilos buscando interacción con los menores o señalando partes del vídeo que encuentran sexualmente sugerentes, así como enlaces que dirigen a contenido pornográfico.

Algunos de esos videos tienen millones de visualizaciones.

Matt Watson pidió a los internautas que usen el hashtag #YouTubeWakeUp (YouTube, despierta) para que todo el mundo se entere.

Watson pidió a sus espectadores que se pongan en contacto con las marcas que aparecen en los anuncios de esos videos para advertirles que están apoyando indirectamente una red de pedofilia.

Las reacciones no se hicieron esperar.

Algunas compañías como Disney, Nestlé, Purina, McDonald's, Canada Goose, Epic Games y Fortnite dijeron el pasado miércoles que retiran su publicidad de la plataforma de vídeos de Google a raíz del escándalo.

Otras empresas, como Grammarly, dijeron que están en conversaciones con la plataforma para tratar de resolver el problema antes de cancelar del todo sus inversiones publicitarias.

"Cuando nos enteramos de este asunto, nos quedamos -y todavía estamos- totalmente horrorizados, y contactamos a YouTube para que lo rectifique inmediatamente", declaró Senka Hadzimuratovic, portavoz de Grammarly, una herramienta de gramática en línea.

¿Qué dice YouTube?

"Cualquier contenido, incluidos los comentarios, que ponga en peligro a los menores es abominable y tenemos políticas claras en YouTube que lo prohíben", dijo un portavoz de YouTube.

"Hemos tomado acciones inmediatas borrando cuentas y canales, denunciando la actividad ilegal a las autoridades y deshabilitando los comentarios en decenas de millones de videos que contienen imágenes de menores".

"Hay más por hacer, y continuamos trabajando para mejorar y detectar este tipo de abusos más rápidamente".

Este portavoz también contó que la compañía está tomando acciones más drásticas y "agresivas" de las que ha implementado hasta ahora para abordar mejor la gestión del contenido inapropiado y que ha eliminado más de 400 canales, algo que también ha expresado públicamente.

Otras medidas incluyen eliminar videos que fueron publicados sin malas intenciones, pero terminaron poniendo en peligro a menores de edad e incrementar la capacidad de descubrimiento de este tipo de contenido.

La empresa también dijo que siempre estuvo comprometida en la lucha contra ese material "horrendo" usando tecnología de vanguardia, en la que seguirá invirtiendo.

Según datos de YouTube, la tecnológica eliminó el año pasado 46.000 cuentas de ciberdelincuentes y las denunció al Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados, una organización sin fines de lucro que fue establecida por el Congreso de Estados Unidos.

Y asegura que no solo no dejará de hacer ese trabajo, sino que aumentará sus esfuerzos para velar por la seguridad de los jóvenes.

Las normas de YouTube prohíben a menores de 13 años ser propietarios de cuentas en la plataforma.

Este problema se suma a una crisis de anunciantes que estalló en 2017, cuando cientos de firmas ,como A&T y Verizon o la farmacéutica GSK, retiraron sus anuncios después de una investigación del diario "The Times" que concluyó que el sitio estaba colocando avisos publicitarios junto a videos extremistas de contenido político y religioso.

Varios anunciantes regresaron un año después a la plataforma después de que YouTube les asegurara que hizo progresos para detectar y gestionar el contenido inapropiado más rápidamente.

Comentarios