DENUNCIA AL PROGRAMA

El físico de Isabel Pantoja enfrenta en los tribunales a Hola y Sálvame

Los michelines y la celulitis desaparecidos de la tonadillera han provocado el enfrentamiento

Las dos caras de Isabel Pantoja.
Las dos caras de Isabel Pantoja.
El físico de Isabel Pantoja enfrenta en los tribunales a Hola y Sálvame

Esta vez no ha sido lo que se ha dicho en el programa, sino lo que se ha mostrado. Sálvame tendrá que soportar un nuevo juicio, y nuevamente será por 'culpa' de Isabel Pantoja, con la que ya han tenido más de un desacuerdo en el pasado.

En esta ocasión, el problema ha sido con la revista Hola, que no está dispuesta a perdonar la filtración de los negativos de la tonadillera en el yate este verano, por lo que ya prepara una demanda para el programa de Mediaset que, como no podía ser menos, ha decidido mostrar todos esos retoques fotográficos.

isabel

Según Esdiario, las imágenes de Isabel Pantoja disfrutando de Ibiza en un yate se realizaron entre varios fotógrafos de diferentes agencias, que pactaron que los beneficios se repartirían a partes iguales, algo muy habitual entre paparazzi, ya que son muy pocas las ocasiones en que se puede hacer un tema en exclusiva. La revista pagó por el reportaje 60.000 euros.

El problema ahora es que uno de los fotógrafos que captaron a Isabel ha roto el pacto realizado y ha vendido algunas imágenes de la artista a Sálvame, que las emitió este viernes al natural, pese a que se había acordado que nadie revendería el material, ya que la revista lo compró en exclusiva. Al no haberse mantenido el secreto, Hola está dispuesta ahora a querellarse contra el programa y contra El Chichita, el paparazzi que les traicionó.

isabel

Esa no sería sino la primera demanda, ya que si la revista, al sentirse estafada, se niega a pagar los 60.000 euros pactados por las fotografías al resto de reporteros gráficos, éstos también tiene previsto demandar a su compañero.

En las fotografías originales, sin pasar por el photoshop con el que aparecieron en Hola, se pueden apreciar en la tonadillera tanto michelines como celulitis y una flaccidez muy normales en una mujer de 61 años pero que en la revista se había decidido ignorar.