A CORTO PLAZO

Carlos Herrera prepara su adiós a la radio

El locutor de COPE quiere pasar a "otras esferas menos en un primer plano"

Carlos Herrera.
Carlos Herrera.
Carlos Herrera prepara su adiós a la radio

Aunque muchas veces sus deseos están bastante alejados de la realidad, como cuando dijo que quería dejar Onda Cero para no tener tantas horas de trabajo diarias y fichó por la Cope con un programa con más tiempo, Carlos Herrera ha dejado entrever su posible adiós al mundo radiofónico.

Lo ha hecho en una entrevista en El Mundo, en la que ha manifestado que "mi idea es una paulatina retirada a otras esferas menos en primer plano dentro del mundo de la radio", aunque también ha precisado a continuación que "esa es mi idea, pero no siempre sale lo que uno quiere".

Carlos Herrera, que está a punto de cumplir su segundo año en la emisora de la Conferencia Episcopal, de los tres que firmó en su momento, niega que llegara a la misma con un contrato de seis millones de euros, "el programa entero, todo lo que vale incluido mi sueldo, el de los colaboradores, el del personal fijo, la producción, los gastos que lleva... Ni siquiera todo junto llega a esa cantidad".

Según él, él trabaja "a resultados" y su "negocio" está en lo que genera para la casa, "yo gano dinero solo si mi empresa gana mucho dinero", justificando por ello los ingresos que tiene y que muchos califican de desorbitados.

Sobre las presiones que reciben los periodistas, Herrera precisó que su propia cabeza la han pedido en varias ocasiones, pero que, afortunadamente para él, sus jefes "han sabido aguantar el tirón". Eso sí, destaca que ningún presidente del Gobierno ha llamado para pedir su despido y que de todos ellos es con Zapatero con quien mejor se ha llevado, "he sido muy crítico con él y ha demostrado un fair play extraordinario".

El locutor de Cope también dar su opinión sobre la propuesta de Podemos de retirar la Misa de TVE: "Éstos a los que les entra erisipela por ver un crucifijo en un ligar público son unos histéricos de tomo y lomo. Son tonterías para dar alfalfa a todo el borrego que anda por las redes".