Martes 20.11.2018
También en la sede de los juzgados

Malestar de la Policía ante la pasividad de los Mossos en el ataque a la Jefatura

Un grupo de vándalos ha lanzado botes de pintura y humo contra la sede de la Policía Nacional sin que los Mossos hayan tratado de impedirlo.

Ataque a la jefatura superior de Policía/ Difundida por Arran
Ataque a la jefatura superior de Policía/ Difundida por Arran

Unas horas antes de que se diera el pistolezado de salida a la manifestación de la Diada, un grupo convocado por la izquierda independentista ha empezado a caldear el ambiente de una jornada en la que se han extremado las medidas de seguridad por temor a que se produzcan desórdenes públicos. Así, han lanzado botes de pintura y humo contra el edificio de la Jefatura de Policía, en la Via Laietana, y han desplegado una gran pancarta en la que se pedía la expulsión de “las fuerzas de ocupación”. La inactividad de los Mossos, a menos de un metro de los agresores, ha sido total.

Fuentes de la Policía que se encontraban en ese momento dentro del edificio se han quejado amargamente de la actitud de unos compañeros que, reflexionan, deberían impedir que ese tipo de conductas se lleven a cabo con total impunidad. “No vamos a exagerar por unos botes de pintura y humo. No es agradable, pero estamos acostumbrados. Sin embargo, que los Mossos estuvieran ahí delante en una actitud completamente pasiva, es algo que no puedo entender. Si hicieran lo mismo contra la sede del Parlamente, otro gallo cantaría”, se queja uno de ellos.

“No solo es que no lo hayan impedido. Es que no han identificado a ninguno de los vándalos. Los Mossos son los encargados de mantener la seguridad en la manifestación, por lo que corresponde a ellos abrir las diligencias por estos hechos. Esperamos que sepan cumplir con su deber”, sostiene.

Por su parte, la asociación de jueces APM en Cataluña ha denunciado en su cuenta de Twitter otro ataque  sufrido en dependencias judiciales. "Ante estos ataques dirigidos a presionar al poder judicial, sólo cabe la más firme condena. Sin peros ni ambages. El silencio cuando se transgreden los límites solo legitima a quienes actúan fuera de las vías legales", han asegurado junto a una foto de la fachada manchada de pintura del edificio público.

La marcha, organizada por la izquierda secesionista, a la que ha acudido el diputado de la CUP Vidal Aragonés, ha finalizado en la plaza Comercial, ante el Born, donde se han realizado parlamentos advirtiendo del auge de la extrema derecha y llamando a la organización del movimiento popular. En declaraciones a los medios, Vidal Aragonés ha asegurado que "el régimen del 78 nunca va a permitir que el pueblo de Cataluña pueda hacer un referéndum en el que se pueda ejercer auténticamente el derecho a la autodeterminación".