ESTÁ PREOCUPADA

Tamara Gorro admiten que pueden quitarle a su hija Shaila

La mujer del futbolista Ezequel Garay ha contado en televisión que la Fiscalía del Estado todavía está habilitada para retirarle el registro de la niña, que fue concebida a través de un vientre de alquiler

Tamara Gorro, su marido Ezequiel Garay y su hija Shaila. | Instagram
Tamara Gorro, su marido Ezequiel Garay y su hija Shaila. | Instagram

Tamara Gorro continúa con su defensa a ultranza de la gestación subrogada. La joven, que se hizo famosa por ser tronista en el programa 'Mujeres y Hombres y Viceversa', pero que poco a poco ha conseguido hacerse un hueco en el mundo de la televisión, tuvo una hija con el jugador de fútbol Ezequel Garay a través de un vientre de alquiler. 

Este miércoles, en 'El programa de Ana Rosa', han hablado sobre la la polémica historia de una pareja de hombres de Almería que había pagado 10.000 euros a una mujer gaditana por un bebé. Desde el espacio invitaron a Gorro para que debatiera sobre el tema, sobre los costes tanto económicos como emocionales y su implantación en nuestro país. 

 

 

La colaboradora explicó que tiene claro que es madre gracias a su marido, porque "si no fuera por él, no podría haberlo costeado". La segoviana echó la vista atrás y recordó lo difícil que fue cumplir su sueño:  "Quería ser madre con todas mis fuerzas y tuve que ir al psicólogo después de 18 intentos fallidos".

 

 

Tamara no ocultó el miedo que pasó tras el nacimiento de Shaila, ya que necesitaba que Ezequiel Garay volase a Estados Unidos para firmar los papeles como padre del niño. "La Fiscalía del Estado todavía me puede quitar el registro de mi hija. No lo han hecho nunca, pero legalmente tienen un año para hacerlo", recordó, cuestionando el difícil encaje legal que la maternidad subrogada tiene todavía en España.

Fue en octubre de 2015 cuando la pequeña Shaila veía la luz por primera vez. Gorro se desplazó hasta Estados Unidos, donde nació la niña, unos días antes para conocer a la persona que gestó a su hija y estar presente durante el nacimiento.