viernes 3/12/21

Del Bosque, entre rotaciones y tarjetas

La selección española de fútbol va a afrontar dos partidos -mañana sábado ante Armenia y el próximo miércoles frente a Bosnia- con la tranquilidad de llevar el billete para la fase final del Mundial de Sudáfrica en el bolsillo.

Dos choques intrascendentes y, por tanto, propicios para que el seleccionador nacional Vicente del Bosque hubiera aprovechado para probar a nuevos jugadores que en su día, y más que nada para el Mundial, pudieran paliar cualquier contingencia entre los que vienen siendo la base de la selección.

Un calendario cargado, sobre todo para la mayoría de los internacionales, inmersos casi todos en las competiciones europeas de clubes, y con pocas fechas de descanso, son argumentos de peso suficientes para que Del Bosque hubiera optado por llevar el 'rodillo' de la rotación a La Roja.

O quizá Del Bosque, que se las sabe todas, prefiere optar por el 'plan b'. Quiere que la selección suelte en estos dos partidos trampa el lastre de las tarjetas cosechadas en la fase de clasificación y no la ha rotado de forma intencionada.

Sabe que estos siete jugadores, Puyol, Sergio Ramos, Iraola, Busquest, Iniesta, Xavi y Cesc Fábregas corren el riesgo de perderse el primer partido del Mundial si ven una amarilla en Bosnia. Pero sí quedarían en blanco si fuerzan la sanción mañana ante los armenios. Es decir, estamos ante un partido que, más que táctico, será de tramposillos provocadores con premeditación y alevosía.

Comentarios