sábado, noviembre 26, 2022

Las naves industriales también evolucionan

Así, los edificios dedicados a actividades industriales han dejado de ser construcciones impersonales y neutras para adaptarse a las necesidades operativas de cada empresa. Los materiales y estructuras, así como la forma de diseñar y construir las naves industriales actuales se ha mejorado para estar con los tiempos. Atrás quedaron las cajas de hormigón pesadas y poco estéticas para albergar el trabajo de máquinas y la transformación de materias primas.

 

Ahora, el suelo industrial también cuenta con áreas verdes para valorizar las materias primas transformadas en su interior, y convertirse en espacio de descanso tanto para los trabajadores como para los clientes. Así las nuevas naves cuentan con grandes espacios diáfanos con entrada de luz constante en su interior.

 

Características de los nuevos espacios de la industria

En el momento de diseñar una nave industrial hay que tener en cuenta muchos factores para satisfacer las necesidades de cada tipo de empresa, pero gracias a los avances tecnológicos, ahora hay decenas de características, que pueden llevarse a cabo, incluso hay proyectos llave en mano totalmente personalizados y adaptados a cada cliente. Además, al igual que en la construcción de una vivienda, existen algunos requisitos legales, eléctricos y de aislamiento que se debe seguir para llevar a cabo un proyecto de construcción de una nave industrial. En este aspecto, una de las principales novedades es la eficiencia energética, tanto en el caso de la iluminación artificial como de los sistemas de climatización.

 

Además, en el diseño de los sistemas de ventilación en naves industriales, se vuelve realmente importante contar con la ventilación adecuada, de esa manera no solo se están respetando los parámetros que las distintas normativas exigen, sino también se contribuye a crear espacios más saludables. En este sentido, a menudo se recomiendan instalaciones sin conductos. De esta forma, los nuevos extractores son especialmente necesarios en fábricas o naves industriales que emiten sustancias o humos contaminantes, como las dedicadas a la soldadura y talleres de estructura superficial, así como en estancias con mayor nivel de contaminación.

 

La sostenibilidad indispensable

La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero durante la construcción y posterior funcionamiento, así como la reducción en el consumo de recursos energéticos son los dos pilares para alcanzar este objetivo. La domótica, la sensorización y monitorización junto a fuentes de energía renovables y de autoconsumo forman parte del proceso. La sostenibilidad plantea enormes desafíos en cuanto a la estrategia de descarbonización de la economía, a su vez está impulsando cambios en el diseño y las características de las naves industriales y almacenes logísticos. De hecho, se prevé que durante los próximos 5 o 10 años, habrá una considerable demanda de naves “verdes”.

 

El compromiso que asumen cada vez más empresas de ser sostenibles en sus lugares de trabajo y en su actividad conlleva un cambio en la forma de entender estos espacios para hacerlos más eficientes, pero también más humanos. Estos cambios repercuten positivamente en el bienestar de los trabajadores. No obstante, también ofrecen oportunidades de integrarse en la comunidad local a las diferentes empresas que ocupan esos espacios, sobre todo si la tendencia es que las naves industriales se sitúen cada vez más cerca de los núcleos urbanos. Dicha tendencia refleja en gran medida el creciente desafío al que se enfrentan las empresas de atraer y retener la mano de obra necesaria para operar sus naves.

 

La nave industrial del futuro podría estar más cerca del centro de la ciudad. Por este motivo es fundamental que se trate de lugares respetuosos con el medio ambiente y a ser posible con cero emisiones y que el diseño de las mismas cumpla también con estos objetivos primordiales, tanto en los materiales como en las formas.

 

La tecnología se impone

La innovación tecnológica y la automatización son unas de las características más importante de una futura nave industrial. Además, en la fabricación, el uso de maquinaria robótica para producir y envasar productos es la clave para acelerar la producción y poder satisfacer la demanda del producto. Por otro lado, los sistemas informatizados de seguimiento y registro para el control total de lo que entra, sale y se mueve en el almacén también forma parte de la revolución tecnológica que se está implantando en todas las industrias.

 

Así, existen muchas tecnologías de gran importancia que han crecido en los últimos años: nuevas herramientas de producción y de formación, nuevas herramientas de gestión, nuevos programas informáticos, nuevos aparatos de trabajo, nuevo hardware y nuevas herramientas de comunicación. Las cosas han cambiado mucho desde hace unos pocos años y tanto empresas como edificios y naves industriales se han tenido que adaptar a esta evolución imparable que es la digitalización de casi todos los aspectos de la vida.

Francisco García

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias