sábado 12/6/21

Historias de mi vida liberal. Elecciones a la vista. 1975-1976

A partir de la muerte de Franco, todo fueron carreras como he dicho antes, para darse de alta, y prepararse para las elecciones, la sopa de letras, de asociaciones a partidos políticos. Tras el referéndum que aprobó la Ley para la Reforma Política (6 de diciembre de 1976), el sistema de inscripción de partidos se flexibilizó notablemente mediante el Decreto Ley de 8 de febrero de 1977 (sobre el derecho de asociación política), que permitió la inscripción de un alto número de partidos (más de cien), incluido el PCE, cuya legalización (en la Semana Santa, 9 de abril) fue uno de los momentos clave de la transición. El sistema de partidos en España quedó establecido principalmente con la ley electoral previa a las elecciones del 77, que en lo esencial continúa en vigor, y que impuso un sistema electoral que ha generado el denominado bipartidismo imperfecto (infrarrepresentación de los pequeños partidos nacionales y sobrerrepresentación de dos grandes partidos nacionales y de los partidos de implantación regional). El Partido Liberal se registró en esas fechas

Adolfo Suárez, jura su cargo como presidente del Gobierno
Adolfo Suárez, jura su cargo como presidente del Gobierno

El sistema electoral. Con el que no estaba, ni estoy de acuerdo, se basa en la provincia como circunscripción electoral (su desigual tamaño causa desproporción en la representación), el reparto de escaños para el Congreso según la ley D’Hondt (la mayor proporcionalidad posible, pero que sólo puede tener ese efecto en las provincias de gran población) dicen que, a propuesta de Juan Linz, sociólogo compañero mío, antiguo miembro dicen de la CIA, y las listas cerradas y bloqueadas (que dan poder decisorio a la estructura de cada uno de los grandes partidos sobre quienes saldrán elegidos). La ley de 4 de diciembre de 1978 de partidos políticos (dos días anterior al referéndum constitucional) se mantuvo en vigor hasta 2002, cuando se promulgó la llamada Ley de Partidos, cuyas modificaciones tenían como finalidad explícita facilitar la ilegalización de los partidos que apoyen al terrorismo (la denominada izquierda abertzale). Naturalmente yo no estaba ni estoy de acuerdo con estas leyes que han permitido la corrupción y el dominio de las zonas despobladas sobre las grandes ciudades.

A esta época, que viví en primera persona, me referiré, y debe dividirse en tres periodos netamente distintos: 

El  1º: hasta julio de 1976, en el que el Rey Don Juan Carlos nombra a Adolfo Suárez Presidente de Gobierno   El  2°: desde julio de 1976 a enero de 1977, en que los partidarios de la Oposición moderada, procedentes la  mayoría de la Platajunta (democristianos, liberales y socialdemócratas), aprovechando la legalización de los  partidos políticos se alían, hasta que en enero de 1977 se crea el Centro Democrático (CD), presidido por  José M.ª de Areilza, y conviven con los partidos socialistas (PSOE y PSP de Tierno), la Derecha, con Alianza Popular y los 7 magníficos de Fraga, el Partido Comunista, y cientos de otras formaciones, de las que destacaron el  PNV y CIU, pues los partidos marxistas-leninistas, aunque hicieron mucho ruido, no cristalizaron en una corriente notable.

En estas etapas, se produce el acercamiento de los partidos de la oposición, desde el Manifiesto de los 32 de 2 de julio 1976 ampliado a 46 partidos el 26 de julio, firmado por mí. Los documentos “Ollero” de Carlos Ollero, del que me hice muy amigo, desde septiembre, el programa de la plataforma de partidos democráticos del 26 de octubre. De allí nacen los Documentos “Ollero”, cuyo primer tropiezo fue la oposición a la presencia de Santiago Carrillo, aunque estaban Sánchez Montero y Ramón Tamames. Finalmente, estos fueron firmados esta vez por 46 responsables de partidos democráticos, dando lugar al Documento que se sometió a negociación con el Gobierno (El País, 15-10-76) también firmado por mí.  

El manifiesto de la Oposición Moderada de 16 de noviembre y la cumbre de la Oposición del 27 de noviembre celebrada en el despacho de Tierno Galván, en las fotos de prensa, se me ve al lado de Marcelino Camacho. A esa reunión acudió el Partido Popular de José M.ª de Areilza, Pio Cabanillas, Juan Carlos Guerra Zunzunegui y José Pedro Pérez Llorca que fueron abucheados por los asistentes, aunque Tierno se impuso, obligando a aceptarles, aunque fuera tecnócratas del Régimen de Franco. De hecho, fue este PP el que precipito en enero de la creación del Centro democrático 

Carlos Ollero Gómez (Carrión de los Condes, Palencia, 1 de diciembre de 1912-Madrid, 1 de diciembre de 1993) fue un jurista y politólogo español, catedrático de Teoría del Estado y Derecho Constitucional. Carlos consiguió llegar a lo más alta de la escalera. Era un hombre bueno. sus amigos siempre le recordaremos.

El 3°: desde enero de 1977, creación del Centro Democrático (CD), hasta las elecciones de junio de 1977, en que se transformó en la UCD, gana las elecciones generales y Adolfo Suárez forma su 2° Gobierno. 

En lo que concierne a los liberales, la conjunción se produce, a partir del Club 1980 (1970) con Larroque y Rabassa, Paulino Garagorri, el Duque de Maura, Francisco Fernández Ordóñez, la Sociedad Libra (Joaquín Garrigues), la revista Gentleman (Camuñas), Cambio 16, el diario Madrid (Antonio Fontán y Rafael Calvo Serer). En 1975, se nos añaden los democristianos, (Ruiz Giménez y Gil Robles), y la Platajunta, en la que nos integramos, dirigida por Antonio García Trevijano, y en la que nos encontrábamos con los Socialistas (Tierno, Felipe González, Guerra) y Comunistas Marxistas- Leninistas y Nacionalistas. La Platajunta se reunía en el restaurante Jai Alai. (75-76) A la que acudían cerca de 80 partidos marxistas leninistas, más varios comunistas, socialistas, socialdemócratas y liberales. Destacaban Ramon Tamames como comunista y Paco Fernández Ordoñez, que se hicieron muy amigos míos, Ramon que todavía vive, y no para de hacer cosas ha sido un ejemplo de ambición profesional que ha subido a lo más alto de la escalera, pero Paco que provenía ya de las altas instancias de la Administración franquista, era presidente de un Banco, se presentaba con un seiscientos, y se pasaba el tiempo pidiéndome mi opinión sobre los temas como si dudara. Yo iba con un Dodge Dart, con mi chofer Juanito, y no me daba la más mínima vergüenza. Las sesiones duraban hasta bien entrada la madrugada pues todos tenían que hablar y eran muchos partidos marxistas, para darles cabida, entre ellos estaba Pina López Gay “la musa roja”, muy guapa ella. 

Ramón Tamames Gómez (Madrid, 1 de noviembre de 1933)2​ es un economista y político español. Sigue enviándome mails sobre sus actividades y viajes a pesar de su edad, se halla en pleno vigor. La Escalera no le ha cansado y sigue siendo el mismo enérgico activista de siempre.

Entre los periodistas liberales, destacaba, ​Antonio Herrero Lima (Madrid, 5 de febrero de 1955-Marbella, Málaga, 2 de mayo de 1998) que fue un periodista radiofónico español a quien conocí de jovencito en la COPE, cuando me hacía entrevistas sobre mis libros blancos. Luego se unió a los periodistas liberales y a Antena 3 y transformo su programa las mañanas de la COPE al estilo de José María García alias “butanito” en el futbol, en duras críticas políticas. Hijo y nieto de periodistas, en el Bachillerato conoció a Luis Herrero, quien sería amigo y compañero en trabajos posteriores. Posteriormente ambos estudiarían Periodismo en la Universidad de Navarra. Estuvo casado con Cristina Pécker, hija del popular locutor y presentador José Luis Pécker. Se encargó de la dirección de El primero de la mañana en Antena 3, desde donde imprimió un estilo muy personal y agresivo que lo convirtió en el líder de audiencia de su franja horaria con 985.000 oyentes. Murió, extrañamente, en Marbella el 2 de mayo de 1998, con 43 años, al sufrir un corte de digestión mientras practicaba submarinismo. Tal corte de digestión le provocó un vómito que obstruyó el regulador de su botella de aire, y falleció por ahogamiento (algo se habló de asesinato por motivos de temas inmobiliarios, siendo Jesús Gil alcalde de Marbella). 

Francisco Fernández Ordóñez (Madrid, 22 de junio de 1930 - 7 de agosto de 1992) fue un político español muy destacado en los años de la transición política. Desempeñó los ministerios de Hacienda y Justicia bajo la presidencia de Adolfo Suárez y de Exteriores con Felipe González. Cuando percibe que la UCD toca a su fin forma su propio partido, el Partido de Acción Democrática (PAD), aunque no dimite de su escaño pese a las peticiones de dimisión realizadas por el partido en cuyas filas fue elegido. Su nueva formación política acabó integrándose en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), de manera que, cuando ganaron las elecciones de 1982, Francisco Fernández Ordóñez continuó su actividad política presidiendo el Banco Exterior hasta junio de 1985. Este año marcó otro punto de inflexión en su vida profesional cuando llegó a desempeñar uno de los puestos más atractivos en un gobierno, el de ministro de Asuntos Exteriores con Felipe González.

Desde el ministerio pudo ser protagonista de la apertura internacional que protagonizó España en la década de 1980, con Felipe González en la presidencia. Como jefe de la cancillería española le tocó dirigir las nuevas relaciones bilaterales con Estados Unidos, no exentas de tensión, al tener que negociar la reducción de la presencia de las bases estadounidenses en España, el establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel y la entrada en la Unión Europea Occidental. Asimismo, en el primer semestre de 1989 se encargó de conducir con éxito la presidencia española del Consejo de Ministros de la Comunidad Económica Europea y dirigió la integración española en la actual Unión Europea; pero, además, su influencia y la de tantos diplomáticos y políticos españoles, hizo que esta organización comenzara a “descubrir” América Latina. Sin embargo, siendo todos estos momentos de especial significación para el país y para el ministerio dirigido por Fernández Ordóñez, el logro que más le satisfizo, fue la celebración en Madrid de la Conferencia Internacional de Paz entre árabes e israelíes, en 1991.Desarrolló parte de esa frenética actividad profesional estando gravemente enfermo de cáncer.  Desgraciadamente, murió el 7 de agosto de 1992, un año de extraordinaria relevancia para España y en el que Fernández Ordóñez tuvo una gran importancia en el panorama político: integración de España en la UE, firma del Tratado de Maastricht (y de múltiples tratados de reciprocidad anteriormente firmados por España con Estados para el derecho de sufragio activo), miembro del Consejo de Ministros del gobierno que impulsó la reforma constitucional. Desarrolló parte de esa frenética actividad profesional estando gravemente enfermo de cáncer. Le vi frente a su casa en Puerta de Hierro, recién operado de próstata con unos bastones que le ayudaban a andar. Vivía cerca de la casa de Adolfo Suarez en San Martin de Porres, de cuyos vecinos salieron buena parte de los gobiernos de Adolfo. Había subido la escalera y había sido sutil y zorro, pues no se pasa uno del franquismo a la socialdemocracia y al socialismo y siempre de ministro. Su duda sistemática era una pose en la que nunca creí. No se había bajado nunca del coche oficial como Rodolfo Martin Villa con quien tuve una menor relación, aunque siempre simpática y agradable.

Mientras tanto, la Derecha deshojaba la margarita del primer proyecto de Asociaciones Políticas (Partido Proverista, Alianza Popular), etc., cercano aun el Gobierno de Arias Navarro y el franquismo residual, no daba el salto, ni siquiera a la muerte de Franco, a crear verdaderos partidos, como sí lo hicimos el resto, si bien ilegales. El 9 de enero de 1976 se crea la Agrupación Liberal, posteriormente Partido Liberal. En ese tiempo, y aun con el Gobierno de Arias Navarro, los partidos aún ilegales van progresivamente afirmando su personalidad y se presentan en público, sin que el Gobierno, en el que Suárez es Ministro Secretario General del Movimiento, tome medidas represivas muy serias, salvo la vigilancia y seguimiento de los fundadores. 

El 3 de abril de 1976 se decide organizar manifestaciones, que prohíbe el Gobierno, siendo esto aceptado por la Confederación Nacional de Combatientes (Luís Valero Bermejo), segundo de BIas Piñar en Fuerza Nueva, y por la oposición moderada (Ruiz Giménez, Arias Salgado, Larroque y Rabassa, Fernández Ordóñez y otros). El 9 de abril se registra el Partido Liberal (el mio). 

BERNARDO RABASSA ASENJO.

SECRETARIO RELACIONES INSTITUCIONALES del PARTIDO 3ª EDAD EN ACCIÓN. PRESIDENTE FUNDACIÓN FIECS (INSTITUTO EUROPEO PARA LA COMUNICACIÓN SOCIAL). PRESIDENTE DEL CLUB NUEVO LIBERALISMO S, XXI. CONSEJERO DE LA FUNDACIÓN PADRE DAMIÁN Y MADRE TERESA DE CALCUTA      

 

Comentarios