martes 16.07.2019
TURISMO

Canarias no es sólo sol y playa

El archipiélago, gracias a su buen clima, ofrece una enorme cantidad de actividades que no se limitan a tomar el sol

Playa de las Teresitas (Tenerife).
Playa de las Teresitas (Tenerife).

Un poco de running por la montaña para despejarte por la mañana. Para comer, unas papas con mojo rojo y una siestecita en la playa donde, por la tarde, podrás hacer windsurf o snorkel. Si eres más tranquilo, puedes ir a jugar al golf o a relajarte en un spa. Por la noche, una cata de quesos y vinos típicos, preludio de una buena sesión de fiesta y, cuando estés volviendo a casa, levanta la cabeza y mira el cielo: las estrellas te dejarán sin habla. Estos es sólo uno de los muchos planes que se pueden hacer en las Islas Canarias, un territorio de increíble riqueza y variedad.

Las Islas Canarias, con un enorme stand en la Feria Internacional de Turismo, tratan de desmentir que estas islas sólo le gusten a esas personas que van de vacaciones en busca de sol y playa. Ha optado, en cambio, por presentar un turismo más rural y tradicional, no sin tener en cuenta el buen clima de la zona.

En la isla de Gran Canaria le sacan partido a lo rural ofreciendo variadas actividades de senderismo por la zona central de la isla, como en Roque Nueblo o la Tejeda. Pero también, hay otras actividades de una mayor exigencia física como el cicloturismo o  el running. De hecho, esta isla acoge la Ultra Rail World Tour, una de las carreras más difíciles del mundo, con 46 km de recorrido y elevadas cuestas.

Otra opción a considerar son los senderos a caballo, incluso a camello que se organizan. Normalmente esta actividad  dura unos 20-30 minutos y no suelen ser trayectos muy largos, lo que permite a los turistas disfrutar de la naturaleza.

La Gomera ha aprovechado para promocionar su atípica cultura, destacando por ejemplo el lenguaje del Silbo Gomero, un silbido que servía en los tiempos de los aborígenes para comunicarse entre barrancos y que, a día de hoy es patrimonio de la Unesco junto a el Parque Nacional de Garajonay y la Reserva de la Biosfera.

En cambio, Tenerife destaca las actividades físicas como el kitesurf, el windsurf,  el parapente o, incluso, la espeleología. Pero para ir a esta isla no tienes que ser todo un aventurero: también puedes nordeste de la isla y realizar avistamiento de cetáceos. Montado en un catamarán podrás estar tan cerca de las ballenas y los delfines que sentirás que puedes tocarlos.

La Palma, por ejemplo, ha optado por presentar una opción mucho menos corriente: el astroturismo. Esta actividad, que consiste en observar las distintas constelaciones, es posible gracias a la Ley de Cielo, con la cual se protege la calidad del cielo de la contaminación.

En definitiva, el archipiélago canario puede ofrecer una gama tan grande de actividades y atractivos que permite al turista realizarse un viaje a medida.

Comentarios