miércoles 23.10.2019
HOMESCHOLING

No tienen horario ni sistema educativo: son los niños domésticos (y ya hay 4.000)

La educación en casa no es ilegal, pero tampoco garantiza el graduado. Muchos de estos niños se matriculan en el último cuatrimestre de 4º de la ESO para conseguirlo o viajan a otros países donde el 'Homeschooling' está regulado. Estas son las ventajas e inconvenientes del polémico método

Dos niños pasean junto a su madre
Dos niños pasean junto a su madre

Son las 07.30 horas de la mañana del lunes. Mientras la mayoría de niños prepan sus mochilas para ir al colegio, los que menos se levantan de la cama sin ningún tipo de prisa para empezar la jornada lectiva en su hogar. Son los 'homeschoolers' (niños que estudian en casa). Menores que no están encadenados a un horario, a una rutina o a un currículo. Los padres también cambian su rol pasan a ser maestros y educadores, aunque muchos de ellos, en realidad, sean arquitectos, ingenieros, pintores o abogados.

La enseñanza en casa ha crecido durante los últimos años en nuestro país. Aunque no hay cifras oficiales se estima que más de 2.000 familias aplican este método educativo en España.

El profesor Carlos Cabo realizó un estudio exhaustivo del 'homeschooling' en nuestro país. La familia 'tipo' estaría formada por unos padres asalariados con estudios universitarios, unos ingresos superiores a los 2.000 euros mensuales y una media de dos hijos.

Legalidad

En España, la enseñanza en casa no está regularizada. Es decir, el 'homeschooling'  no está reconocido legalmente, pero tampoco está prohibido, por lo que en un país democrático un hecho que no está vetado, no puede ser ilegal. ¿En qué se traduce esto? 

Las familias que educan a sus hijos en casa se encuentran con muchas trabas y en muchos casos, si no forman parte de algún tipo de asociación, se sienten desamparadas legalmente

Hay algunos padres que tienen miedo a ser denunciados por los servicios sociales, aunque en la mayoría de los casos no tendrían porque tener este temor, ya que la Justicia española ha sido bastante favorable hasta el momento con este modelo educativo. De los 118 procedimientos abiertos entre 2008 y la actualidad, 60 no llegaron a la Fiscalía. Y De los 58 restantes, 40 terminaron sin acusación o archivándose. No hay ninguna sentencia firme que sea desfavorable o que condene a ninguna familia hasta la fecha.

En la actualidad, hay tres grandes asociaciones que promueven una enseñanza alternativa: ALE (Asociación para la libre Educación), PLE (Plataforma por la Libertad Educativa y la Coordinadora catalana pel reconeixemente i la regulació de l'educació en família.

La Asociación para la libre Educación tiene un gran objetivo, y así lo recoge en su página web: "Buscamos conseguir, en España, la misma legalidad de la que goza la Educación en el Hogar en otros países de la Unión Europea y de América (Reino Unido, Francia, EEUU, Canadá...)".

José Hidalgo, portavoz de ALE, defiende el derecho a la educación de los hijos de una manera libre: "Nuestro espejo es Estados Unidos (donde nació el 'homeschooling'), porque no hay ninguna legislatura única. Es decir, en la Constitución está recogida cualquier tipo de educación", explica a Estrella Digital.

Lo que sí quieren dejar claro a través de la Asociación es que este tipo de educación "no es ni mejor ni peor" que la de un niño escolarizado, pero sí piensan que es "beneficiosa en algunos casos, como puede ser el de una discapacidad o un niño acosado en el colegio".

Cuando se habla de su legalización, las discrepancias saltan a la palestra. Hidalgo comenta que hay múltiples posturas entre los miembros de la Asociación: "La mayoría está a favor de la legalización, aunque dentro de este grupo hay personas que recelan del control que generaría el Ministerio de Educación".

En lo que están todos de acuerdo es en la necesidad de una negociación. "La postura oficial de la Asociación no es taxativa", defiende. Dentro de estas conversaciones no se plantearía el hecho de pedir subvenciones, ya que tal y como asegura Hidalgo: "Es algo que jamás se ha planteado como objetivo a corto ni a largo plazo".

¿Se utiliza algún currículo?

El portavoz de ALE asegura que cada familia tiene su propia manera de educar y no hay ningún tipo de imposición al respecto: "Hay algunas que siguen el currículo del Ministerio de Educación, otras que aplican algunos que están colgados en internet, otras que no siguen ningún patrón y dan mayor libertad de elección a sus hijos...". En el caso particular de José Hidalgo, que tiene dos niñas de cuatro y ocho años, señala que "toma como referencia" el currículo del Ministerio, pero que "no lo sigue de una manera estricta".

Algunas corrientes critican que los padres son autoritarios con sus hijos al obligarles a estudiar en casa. Para el portavoz de ALE asegura que eso es "ridículo". Defiende que si un niño quiere o pide ir a la escuela, al final, terminará por ir. "Yo, particularmente, le pregunto cada curso que comienza a mis hijas si quieren ir al colegio y dejar de estudiar en casa", explica.

"Cada curso que comienza pregunto a mis hijas si quieren ir al Colegio o estudiar en casa"

Otro de los aspectos controvertidos del 'homeschooling' son los horarios. Hay familias que por motivos laborales o personales prefieren que su hijo lleve un horario marcado como si estuviera escolarizado, y también está la otra corriente que prefiere no atar a sus hijos a horarios establecidos. 

En cuanto a la formación educativa de los padres, desde la ALE defienden que cualquier tipo de persona puede educar a sus hijos, sin necesidad de tener una educación superior. "Los padres no tienen por qué saber historia, geografía o de lengua. Sólo tienen que conocer y manejar las herramientas para que su hijo pueda encontrar la respuesta a sus dudas. Internet nos ha ayudado mucho en este aspecto", afirma.

Aun así, pueden surgir cuestiones o dudas a las que internet no pueda encontrar respuesta. Para este tipo de situaciones recomienda "asistir a clases particulares de apoyo, como cualquier niño", pero va más allá y asegura que muchos padres dentro de la asociación dan clases a otros padres sobre materias en las que son expertos, para que puedan resolver las dudas a sus hijos. Es una manera de "aprender todos".

'Enséñame pero bonito', es un documental que muestra diferentes experiencias educativas alternativas al modelo tradicional de aprendizaje. Pretende visibilizar y abrir un debate sobre los principales métodos de enseñanza actuales en nuestro país.

¿Puede tener el niño problemas de socialización?

"La poca sociabilización del niño es un clásico. Que mis hijas no vayan al colegio no significa que no puedan interaccionar con sus semejantes. De hecho, hay familias que organizan reuniones para que sus hijos jueguen, compartan y aprendan. Con el 'homeschooling' favorecemos y potenciamos la capacidad de responsabilidad del niño. Además, fortalecemos su capacidad de elección", replica José Hidalgo al ser cuestionado por los argumentos más críticos con esta educación.

Para él la enseñanza no debe de ser una "imposición", sino una elección. "Si mi hija un día no quiere estudiar matemáticas no se lo impongo, le doy una alternativa que pueda satisfacer mejor sus inquietudes", nos explica.

Contrario a esta argumentación se encuentra Antonio Labanda, Coordinador Presidente de la Sección de Psicología Educativa del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Para Antonio el hecho de no asistir a una escuela te "priva de muchas situaciones que hacen madurar al niño". La interacción social, el compartir, la responsabilidad, la sensación de autonomía o el respetar las reglas son factores muy importantes que, para Labanda, "desde una formación educativa en casa es imposible asimilar o aprender".

"Los padres pueden perder su autoridad al actuar como profesores" 

Además, argumenta que un colegio o escuela marca unas pautas de horario y de organización, que son muy difíciles de llevar a cabo en un domicilio particular. 

La cuestión que más le preocupa al psicólogo es la "confusión de roles". Labanda defiende la separación de responsabilidades a través de la escolarización. No cree "posible" que un padre pueda "actuar como padre y a la vez como educador". "El niño puede sentirse confundido y no saber separar lo didáctico de lo sentimental. En un momento dado los padres pueden perder su autoridad como progenitores y como educadores".

¿Cuál es el futuro de estos niños?

"Desgraciadamente, en España al no estar reconocida la educación en casa, los niños sufren muchas desventajas respecto a los que están escolarizados. La mayoría de ellos esperan hasta el último trimestre de 4º de ESO para matricularse y así poder obtener el graduado. Otros muchos se esperan a los 18 años para presentarse al examen que le dé acceso a los estudios secundarios. Y los menos son los que viajan a otros países, donde si está aceptado y regulado el 'homeschooling', para obtener el título", comenta decepcionado Hidalgo.

Antonio Labanda se vuelve a mostrar contrario y piensa que los niños tarde o temprano tendrán que insertarse en la vida laboral por lo que no es bueno tener dos años de retraso respecto a sus compañeros.

No tienen horario ni sistema educativo: son los niños domésticos (y ya hay 4.000)
Comentarios