Jueves 18.10.2018
LA OFRECERá MEDIASET

Resuelto el misterio de los derechos de televisión de la Eurocopa 2016

España ha sido el último país en adquirirlos, pero no se podrán ver todos los partidos en abierto

La Eurocopa se verá por fin en España.
La Eurocopa se verá por fin en España.

A tan sólo 28 días de que comience en el Stade de France la Eurocopa 2016, España entera, o al menos la futbolera, ha podido respirar tranquila al saber que por fin una cadena de televisión ha comprado los derechos de emisión de la competición. 

Al final ha sido Mediaset quien se ha quedado con ellos, lo que convierte a España en el último de todos los países participantes en saber cómo se verá el certamen en la pequeña pantalla. 

La UEFA había ofrecido en subasta a las cadenas de televisión dos paquetes, uno de 28 partidos de pago y otro de 23 partidos en abierto, que es el que se habría quedado Mediaset. En este último estarán todos los partidos que juegue España, tanto en la fase de grupos como en las posteriores eliminatorias a las que pueda acceder.

El principal problema con el que se habían enfrentado esta vez las cadenas españolas era que este año la UEFA había elevado sus exigencias económicas debido a la participación de más equipos y al mayor número de partidos.

Eso, incluyendo la rebaja significativa que habría llevado a cabo la UEFA de sus pretensiones iniciales, ya que el precio del paquete televisivo (partidos en abierto y de pago) habría quedado en unos 40 o 50 millones de euros, una rebaja significativa cifrada en torno al 40% sobre los 70 que pedía inicialmente.

Secretismo

Ni siquiera la ley que rige los acontecimientos deportivos de interés general garantizaba la emisión de los encuentros de España, ya que aquélla sólo exige que se den en abierto cuando exista una plataforma que haya adquirido los derechos, es decir, no obliga a nadie a comprarlos, como ocurrió, por ejemplo, con el Bielorrusia-España de la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014, que no emitió nadie.

Mediaset se ha hecho finalmente con ellos, pese a que una semana antes, exactamente el pasado 29 de abril, había anunciado que se retiraba de la puja, al considerar que "podría dañar seriamente nuestra rentabilidad, afectando al beneficio neto”.

El grupo, tras reunirse con la agencia negociadora de los derechos audiovisuales del torneo, había renunciado porque "de haber aceptado la proposición de compra de estos derechos, las cuentas de la empresa podrían haber sufrido un impacto negativo de hasta 15 millones de euros, y Mediaset no está dispuesta a dañar la última línea de sus resultados reduciendo el beneficio neto".

Ahora, el secretismo de toda esa operación todavía se mantiene, ya que el grupo no ha querido sacar aún un comunicado en el que se confirmara la compra y se puntualizara el número de partidos que incluye el acuerdo con la UEFA. 

Incluso cabría la posibilidad de que BeMad, el nuevo canal HD, acogiera alguno de esos encuentros con la intención de darse a conocer entre los telespectadores (muchos todavía incluso desconocen su existencia).

Hay que recordar que las Eurocopas de 2008 y 2012, las dos que ganó España, fueron cubiertas por Mediaset, y que el Grupo también emitió los dos últimos Campeonatos del Mundo, los de 2010, la del gol de Iniesta, y 2014.

 

Comentarios