miércoles 14/4/21

Estrella Digital

La directora de una residencia: "no se trasladó a anciana porque estaba en paliativos"

La directora de la Gran Residencia de mayores de Madrid ha declarado en el juzgado que la investiga por homicidio imprudente que no se trasladó al hospital a una anciana enferma de coronavirus que luego falleció porque estaba en situación de cuidados paliativos y hubiera recibido el mismo tratamiento

Ancianos residencias

El Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid ha tomado declaración este viernes a la directora de la citada residencia del distrito madrileño de Carabanchel al considerar que los hechos denunciados por los familiares de una anciana fallecida en ese centro "revisten caracteres de presuntos delitos de homicidio".

A continuación ha declarado como testigo un médico de la residencia.

La directora ha relatado al juez que recibieron los protocolos de actuación de la Comunidad de Madrid, que estaban firmados por el médico Carlos Mur, y que eran de obligado cumplimiento tanto para ella como para el equipo médico, ha informado el letrado de Marea de Residencias.

La investigada ha explicado que no trasladaron a la anciana al hospital no por los protocolos, sino porque se encontraba en situación de cuidados paliativos.

Se ha defendido asegurando que iba a recibir los mismos cuidados en el hospital que en la residencia.

Durante su declaración, la directora de la Gran Residencia ha hecho hincapié en que desde el centro hicieron todo lo que pudieron al trabajar los siete días de la semana pero que, debido a que el personal se contagió de coronavirus, la plantilla se vio reducida, según ha precisado el abogado Carlos Vila.

El médico de la residencia, que ha declarado en calidad de testigo, ha señalado que se puso en contacto con la familia para explicarles cómo evolucionaba su familiar, pero no ha recordado si le dijo a la hija de la fallecida si eran los hospitales quienes no admitían más gente.

Este proceso es consecuencia de la querella que interpusieron una veintena de familiares de fallecidos en residencias de la Comunidad de Madrid contra los responsables de las mismas y contra la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y dos de sus consejeros.

Actualmente hay unos 400 querellantes unidos en Marea de Residencias, de los que algunos declararon el pasado día 22 en el Juzgado de Instrucción 39 para ratificar sus denuncias por los fallecimientos de sus familiares en los centros madrileños de Manoteras, Aralia Isabel La Católica, Aralia Ensanche de Vallecas, el centro integrado municipal Margarita Retuerto, Ballesol Pasillo Verde y DomusVi Mirasierra.

Este jueves se supo que el mismo Juzgado de Instrucción número 50 ha citado como investigada por posible homicidio imprudente a otra directora de residencia: la responsable de la Residencia de Mayores Amavir Ciudad Lineal, que tendrá que declarar el próximo 16 de abril. EFE

Comentarios