domingo 26/9/21

Condenado a 10 años por intentan degollar a su exnovia con un cúter

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a penas que suman 10 años de prisión a un hombre que trató de degollar a su exnovia con un cúter

JUEZ JUSTICIA

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a penas que suman 10 años de prisión a un hombre que trató de degollar a su exnovia con un cúter mientras le decía que "la iba a matar porque le había jodido la vida.

El tribunal impone una condena de 9 años al acusado, Fabio C.C., de 36 años de edad, por la tentativa de asesinato de su expareja con la agravante de actuar por motivos de género y las atenuantes de drogadicción y reparación del daño causado, así como la prohibición de acercarse a la víctima durante 13 años y una indemnización de 53.000 euros por los daños y secuelas causadas.

Además, condena al procesado a un año más de prisión por las lesiones causadas a un conductor de un autobús urbano de Zaragoza que corrió a auxiliar a la víctima al ver la agresión, y al pago a éste de una indemnización de 560 euros.

La agresión se registró el 6 de mayo de 2019 en el Camino del Pilón de la capital aragonesa, cuando la víctima trataba de bajarse del vehículo en el que se había desplazado para recoger unos enseres de su propiedad en casa de su expareja, que consiguió subirse al coche en un descuido de la mujer.

Ya en el interior del vehículo, el acusado, para vencer la resistencia de su expareja a ponerse en marcha, sacó un cúter del bolsillo y le dijo que arrancara al tiempo que le ponía el arma en abdomen y le indicaba el camino hacia un descampado.

La mujer, en tratamiento psicológico desde entonces, paró en doble fila y abrió la puerta del coche para tratar de bajarse, una escena que vio el conductor de un autobús urbano, que bajó inmediatamente de su vehículo para tratar de ayudar a la mujer estirando de sus piernas hacia fuera mientras el agresor la sujetaba y le cortaba el cuello.

Según este testigo, que resultó herido durante el incidente, el agresor, que pudo apuñalar en la espalda a la víctima antes de que saliera del coche, salió a su vez del vehículo y trató de rematarla al tiempo que le espetaba que la iba a matar porque "le había jodido la vida", acción que fue impedida por el conductor del autobús y otras personas que se encontraban en la zona.

En ese momento, ante la imposibilidad de continuar con la agresión, han destacado las acusaciones, el procesado se infirió varios cortes profundos en su cuello con el mismo cúter.

En su sentencia, la Audiencia de Zaragoza entiende que el acusado actuó en todo momento con la intención de producir la muerte de su expareja tanto por lo sorpresivo del ataque, que dejó en situación de vulnerabilidad a la víctima, como por el uso de un instrumento cortante y la zona del cuerpo elegida para causar la herida.

Argumenta, además, que concurre la agravante de género al apreciar que la "razón última" del procesado se sustentó en su incapacidad para soportar la decisión de su exnovia de romper definitivamente sus relaciones.

"La doble decisión de matar y de causar su propia muerte responde a un estereotipo claro, evidente y preciso de 'conmigo o con nadie'", destaca la sentencia. 

Comentarios