lunes 25.05.2020

Ganar un mes de vida al cáncer colorrectal cuesta entre 2.000 y 30.000 euros

El coste del tratamiento del cáncer colorrectal metastásico (CCRm) por cada mes de vida ganado asciende a entre 2.000 y 30.000 euros, según un estudio liderado por investigadores españoles que se presentará en el XXI Congreso Mundial sobre Cáncer Gastrointestinal que comienza mañana en Barcelona

Ganar un mes de vida al cáncer colorrectal cuesta entre 2.000 y 30.000 euros

El jefe de la Sección de Tumores Digestivos del MD Anderson Cancer Center de Madrid y autor principal del trabajo, José Mª Viéitez de Prado, ha explicado que en los años 90 y comienzos del 2000 el desarrollo de opciones terapéuticas para este tumor fue "muy interesante", tras más de 50 años sin la aparición de nuevos fármacos para su abordaje, desde el 5-fluorouracilo (5Fu).

“El cambio en la expectativa de vida de los pacientes ha sido muy importante, pero también el incremento del precio de los medicamentos. Si bien el gasto farmacéutico asociado a esta enfermedad ha sido exponencial, actualmente se está restringiendo el gasto en medicamentos con un perfil de coste por mes de vida ganado más favorable”, ha reconocido el especialista.

Viéitez ha subrayado en un comunicado que "esta situación probablemente esté relacionada con la restricción de gasto que han aplicado las autoridades sanitarias"

En el trabajo han tenido en cuenta únicamente los tumores en estadio IV, es decir, cuando el tumor se ha propagado desde el colon hasta órganos y tejidos distantes.

Los cálculos los hicieron teniendo en cuenta el coste de los fármacos en España, los miligramos del mismo administrados a los pacientes, el número de ciclos administrados y los meses de vida ganados.

Los resultados muestran que el coste varía mucho —de 2.000 a 30.000 euros por mes de vida ganado— y que los tratamientos en tercera línea tienen menor coste por mes de vida ganado que los que se emplean en primera o segunda línea.

“Uno de los tratamientos más caros es un antiangiogénico que se puede emplear en segunda línea, en torno a los 30.000 euros, aunque esa cifra puede variar según los acuerdos establecidos entre los centros hospitalarios y la industria (riesgo compartido, pago por resultados, etc.)", aclara Viétez.

"En general, el incremento de supervivencia en primera línea es más costoso que en tercera por la duración de los tratamientos”, ha precisado.

Para contener el precio de los medicamentos, el facultativo sugiere que pacientes, industria farmacéutica, compañías de seguros y sanidad pública acuerden "el nivel de relevancia clínica por el que están dispuestos a sufragar y que los pacientes sean conscientes de las condiciones para que un tratamiento sea reembolsable y del gasto por mes de vida ganado que se está dispuesto a pagar”.

El presidente de la Sociedad Europea de Medicina Oncológica (ESMO en sus siglas en inglés) y director del Instituto de Oncología del Hospital Vall d'Hebron, Josep Tabernero, vicepresidente del congreso, ha reconocido: "Los oncólogos médicos cada vez tenemos que mirar más el valor de las acciones que llevamos a cabo, no solo desde el punto de vista de la eficacia, sino también del coste que tienen para la sociedad”.

Por eso, la ESMO ha elaborado la Escala de Magnitud de Beneficio Clínico (ESMO Magnitude of Clinical Benefit Scale, ESMO-MCBS), en cáncer de colon y otros tumores para observar que el precio de muchos medicamentos está poco relacionado con el valor terapéutico que ofrecen.

"Estudios como éste -afirma Tabernero- nos ayudan a pensar que a partir de ahora debemos buscar modelos de financiación basados en el verdadero beneficio que aportan los fármacos a los pacientes con cáncer”. 



Comentarios