sábado 18.01.2020

Consejos para mejorar la empleabilidad

El mercado de trabajo de 2020 presenta un panorama competitivo muy alto, con condiciones que francamente podrían ser mejorables. Sin embargo, lo que sucede es que la población activa se enfrenta a un contexto laboral cambiante, en el que la formación y la experiencia son fundamentales, pero también la evolución en ciertas formas de pensar
Consejos para mejorar la empleabilidad

Por este motivo, hoy en día es necesario adaptarse a ciertas pautas que exige el mercado laboral, si se quiere encontrar un hueco en él. A continuación, vamos a repasar algunas técnicas para mejorar la empleabilidad de cualquier persona, sea de la edad que sea.

Cómo formarte para convertirse en objeto de deseo de todas las empresas

Es habitual escuchar frases sobre lo mal que está el trabajo, las condiciones, la conciliación de la vida laboral, etc. Y son ciertas. Sin embargo, esto no debe servir como excusa, pues también lo es que hay ciertos sectores con desempleo negativo, en los que de hecho hacen falta profesionales cualificados.

Del mismo modo, hay una serie de áreas y habilidades que prácticamente todas las empresas están reclamando, por lo que formarse en ellas convierte a cualquiera en un trabajador mucho más cualificado. Conocer los principales tips de marketing que las empresas pueden aplicar en sus estrategias, para conseguir mejorar el branding, o incluso nuevos clientes, contactos, etc., son conocimientos altamente valorados en los negocios de hoy en día. Y por lo tanto, cualquier formación que se realice en este sentido, dará la oportunidad a un profesional, sea de la edad que sea, de aspirar a un trabajo mejor, o un puesto de mayor responsabilidad en su propia empresa.

Hay una serie de cursos SEPE perfectos para que tanto personas desempleadas como trabajadores amplíen sus conocimientos en las áreas más demandadas por las empresas. Por este motivo, los cursos relacionados con el marketing digital están teniendo un gran éxito, aunque hay cursos para todos los gustos y niveles.

Poniendo en práctica el Social Selling

El Social Selling es la habilidad que tienen los usuarios, o las personas para mostrar su mejor versión en Internet, y vender una imagen profesional y seria de ellos mismos como trabajadores.

Seria y profesional si es el caso, porque es posible que, en otros sectores o situaciones, al usuario le convenga mostrar otra cara. En cualquier caso, se pueden aumentar las posibilidades de conseguir un mejor empleo gracias al Social Selling.

Es posible conseguir letras para Instagram curiosas y llamativas, que hagan de un perfil en redes sociales profesional, algo destacable frente a la competencia. Los trabajadores dedicados al diseño gráfico, a las redes sociales o a Internet, tienen que predicar con el ejemplo, y por ello, tener un perfil en rrss presentable es todo un plus a favor.

También es recomendable compartir contenidos de calidad, que muestren que el usuario es un profesional al día de las noticias y acontecimientos propios de su sector. Una buena forma de destacar unas publicaciones sobre el resto, es usar letras para Facebook especiales. Estas letras, junto con emoticonos logran que un mensaje resalte en importancia, y está demostrado empíricamente que llaman mucho más la atención de los usuarios, invitándolos a interactuar.

En definitiva, la formación cuando se está desempleado tanto como cuando se tiene un trabajo que se pretende mejorar, es básica. Formarse en cursos sobre marketing online, redes sociales, SEO, programación, y cualquier disciplina que tenga que ver con la tecnología permitirá a los jóvenes y no tan jóvenes, aspirar por fin al trabajo deseado.

La formación nunca está de más, y si encima se puede utilizar para conseguir un mejor empleo, pues mucho mejor. Siguiendo estos consejos, no resultará complicado encontrar con un curso que permita a un trabajador cualquiera, encontrar la formación que necesita para subir un puesto en su empresa, o para optar al trabajo de su vida.

El mundo ha cambiado, y también el mercado laboral. Ahora la tecnología marca la pauta, pero como siempre, las máquinas no son nada sin el alma de los humanos que las dirigen, las programan, o trabajan con ellas. Aprovechar las muchas oportunidades de formarse que hay, a través de cursos y en ocasiones sin necesidad de salir de casa, mejorar la empleabilidad de todo aquel que lo desee.

Comentarios