miércoles 11.12.2019
muchos beneficios

Analizamos las ventajas de correr de noche

El running cuenta con muchos adictos actualmente, y entre estos, una gran mayoría opta por correr de noche

Analizamos las ventajas de correr de noche.
Analizamos las ventajas de correr de noche.

Las razones son diversas. Bien porque debido a su trabajo no disponen de otro horario para practicar deporte, porque les gusta ya que las calles suelen estar más vacías o, porque en verano hace demasiado calor, por lo que correr por la noche garantiza una temperatura un poco más agradable.

Correr de noche no es para nada malo, como se puede leer en algunos artículos. Al contrario, sus beneficios son muchos. Salir a correr de noche, tras una larga jornada de trabajo, favorece la liberación de todas las tensiones acumuladas durante el día de trabajo, permitiéndonos después coger el sueño con mayor facilidad y descansar mejor, sin preocupaciones rondando por nuestra cabeza.

Por otro lado, es el horario perfecto para evitar distracciones. Cuando hablamos de correr de noche, puede ser también a primera hora de la mañana, cuando aún la oscuridad se apodera de las calles. Durante estas horas es difícil que surja algún plan que no podamos rechazar. Nuestro único cometido será practicar deporte. Por tanto, es más fácil poder seguir una rutina de entrenamiento continuo.

Si bien, correr de noche puede ser muy satisfactorio para muchos, tiene una gran pega. No todos los lugares por los que corremos están bien iluminados, por lo que es necesario contar con el equipo adecuado. Usar reflectivos en la ropa y linternas frontales en la cabeza harán que evitemos accidentes innecesarios.

Existen linternas muy ligeras preparadas para la práctica de este deporte, como las linternas led nitecore. En cuanto a la ropa, casi todas las firmas de deporte que desarrollen una línea de running disponen de prendas provistas de reflectivos, pues como hemos dicho al inicio de este artículo, correr está de moda.

También, si realizamos deporte durante estos horarios, tenemos el lujo de tener las calles y los parque para nosotros solos, sin aglomeraciones que nos impidan el paso o correr al ritmo que realmente deseamos.

Otra gran ventaja de correr por las noches es que tendremos mucha energía para gastar, de modo que quemaremos todos los alimentos ingeridos durante el día. De este modo, tendremos más fuerza para conseguir mejores resultados y, por otro lado, quemaremos todos los hidratos de carbono y grasas de las comidas ingeridas.

Comentarios