sábado 28/11/20
HERMANO DEL EXVICEPRESIDENTE DE LA DIPUTACIóN DE VALENCIA

Crespo ingreso 350.000 euros en Andorra porque "los tenía en casa"

Crlos Crespo ha negado en el juicio haber blanqueado dinero procedente de Emarsa y ha asegurado que los 350.000 euros que ingresó en una cuenta de Andorra, los tenía en su casa, procedentes de dinero negro que luego declaró en la amnistía fiscal del Gobierno

Carlos Crespo.
Carlos Crespo.

Carlos Crespo, hermano del expresidente de Emarsa y exvicepresidente de la Diputación de Valencia, Enrique Crespo, ha negado en el juicio que se ha celebrado contra él haber blanqueado dinero procedente de Emarsa, y ha asegurado que los 350.000 euros que ingresó en una cuenta de Andorra, los tenía en su casa, procedentes de dinero negro que luego declaró en la amnistía fiscal del Gobierno. También ha negado que su hermano le hubiera entregado algún capital procedente de las irregularidades en la gestión de la depuradora de Pinedo.

Carlos Crespo se ha defendido así del delito de blanqueo que se le atribuye en una vista que ha quedado vista para sentencia, y en la que todas las partes --ministerio fiscal, la Abogacía de la Generalitat, la Emshi (propietaria de Emarsa) y la defensa-- han elevado sus escritos a definitivos.

De esta forma, la fiscal mantiene la petición de los cuatro años de cárcel para Crespo y la multa de los 700.000 euros; mientras que la Abogacía de la Generalitat y la Emshi le reclaman tres años y una multa de 350.000 euros. Por su parte, la defensa pide la absolución para su representado al estimar que no ha quedado acreditado el delito que se le atribuye.

Antes de comenzar a declarar Crespo, su abogado ha aportado al tribunal juzgador una escritura de compra-venta de una sociedad que le pertenecía a su cliente, y unas declaraciones complementarias del IRPF de los años 2008, 09 y 2010. También ha renunciado a que testificara su hermano, Enrique Crespo. Precisamente el letrado ha aportado estas pruebas para intentar acreditar que Crespo logró ingresos extras con los que pudo abrir la cuenta en Andorra.

Durante el interrogatorio, Carlos Crespo ha explicado que abrió una cuenta en Andorra en el año 2007 con la intención de comprar una segunda residencia, porque le gusta mucho el esquí, y consideró que era una "buena inversión". En un primer momento, ha expuesto que ingresó 60.000 euros, y ha dicho que el dinero lo tenía en su vivienda.

Así, hasta que a lo largo de cinco meses llegó a ingresar en esta cuenta, en la que estaba autorizado su hermano Enrique Crespo, 350.000 euros. Ha negado que fuera su hermano el que le diera el dinero procedente de manera fraudulenta de Emarsa, entidad sobre la que ha afirmado que "jamás" supo nada y a la que no fue nunca.

El acusado ha defendido que consiguió ahorrar ese dinero a través de diferentes operaciones, tales como el cobro por el alquiler de dos inmuebles; la venta de una empresa de informática en la que eran dos socios; su sueldo en el Ayuntamiento de Manises; y por trabajos como asesor fiscal. En concreto, por la venta de la empresa de informática a su socio, ha indicado que recibió 120.000 euros, pese a que en la escritura consta 1.500 euros y los beneficios anuales de la misma ascendían a unos 17.000 euros.

En relación con las cajas de seguridad que tenía contratadas, al ser preguntado por qué no guardó el dinero en las mismas en lugar de tenerlo escondido en casa, ha respondido que porque no le parecía seguro y no le daba confianza. Con todo, Crespo ha mantenido que es "inocente" y que en el juicio "ha quedado claro" que no tiene nada que ver con Emarsa.

Argumentos opuestos

La fiscal ha mantenido durante la exposición de sus conclusiones definitivas que éste es un caso "típico" de blanqueo de capitales y ha asegurado que en la vista ha quedado probado que el acusado carecía de ingresos "nítidos y blancos" para poder haber ingresado 350.000 euros en una cuenta de Andorra desde el 27 de diciembre de 2007 hasta octubre del año siguiente.

Duda de que pudiera haber recabado toda esa cantidad de dinero "puesto que no ha aportado ninguna prueba ni testigo" al respecto, y ha abogado porque éste se lo dio su hermano, expresidente de Emarsa, procedente del desvío de cantidades millonarias a empresas ficticias. Al respecto, pone en tela de juicio que pudiera recibir 120.000 euros de su exsocio por la empresa, pese a que en la escritura constan 1.500 euros; y ha recordado que "ha cambiado de versión" a lo largo de la instrucción.

Tampoco entiende que guardara el dinero en su casa pese a tener cajas de seguridad contratadas en bancos, y que no destinara ese capital a pagar el préstamo hipotecario y los intereses que le estaba generando el mismo. La única explicación que la fiscal encuentra para ello es que "el dinero no era suyo cuando lo depositó en la cuenta de Andorra". Junto a ello, ha argumentado que el acusado cumple la conducta típica del blanqueador de dinero, "que abre una cuenta en otro país y autoriza a otras personas, realmente propietarias" de ese capital.

Frente a estos argumentos, la defensa de Crespo ha calificado de "absurdo" el plan criminal al que ha aludido la fiscal, y ha señalado que no ha visto nunca que se autorice al presunto autor de un delito en una cuenta en la que se ingresan los fondos procedentes del mismo delito.

También ha aseverado que no existe ninguna prueba directa contra su representado, y ha apostillado que "no bastan pinceladas". Así mismo, el letrado ha afirmado que la obtención de los 350.000 euros es "perfectamente explicable" a través de negocios de Crespo y de pagos que habría recibido en B, y ha negado que el acusado haya cambiado de versión durante la instrucción. Por último, ha reprobado a las acusaciones que su esfuerzo para demostrar la culpabilidad de Crespo ha sido "mínimo".

El juicio por este asunto fue suspendido el pasado mes de marzo después de que Fiscalía y la defensa de Crespo solicitaran que el procedimiento se remitiera a Madrid al entender que el núcleo de la acción se cometió en Andorra. El tribunal suspendió la vista para deliberar, decidió que los hechos debían juzgarse en Valencia, y hoy se ha celebrado el juicio.

Comentarios