miércoles 20.11.2019

Noriega, débil pero combativo, apelará su encarcelamiento en Francia

El ex dictador panameño fue extraditado el pasado martes por EEUU a París donde ingresó prisión

El ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega se encuentra débil físicamente pero con ánimo combativo, señaló su abogado Yves Leberquier, que anunció la presentación de dos recursos el lunes próximo contra su encarcelamiento al ser extraditado a Francia el pasado martes.

Leberquier, que ayer hizo una visita a Noriega en la cárcel de la Santé de París, en la que ingresó el mismo martes, destacó que se encuentra "en mal estado físico" y que dos funcionarios de prisiones lo tuvieron que sujetar para poder llegar al locutorio en el que habló con él.

En todo caso, señaló que la moral del que fuera hombre fuerte de Panamá "no es mala" y que su ánimo es "combativo" de cara a los procedimientos que va a lanzar la semana próxima.

Los recursos previstos son la apelación contra la orden de detención e ingreso en prisión dictada el pasado martes por un juez y una demanda de puesta en libertad.

El abogado insistió en que Noriega "debería ser puesto en libertad" por las razones jurídicas esgrimidas cuando compareció ante ese magistrado: su inmunidad en tanto que ex jefe de Estado, su estatuto de prisionero de guerra de Estados Unidos y la prescripción de los hechos por los que es acusado en Francia.

Pero añadió que habría de salir de la cárcel "también por humanidad" teniendo en cuenta su estado de salud. Leberquier se quejó de que las condiciones en que está en una celda individual en La Santé no se corresponden con las que fija la Convención de Ginebra para los presos de guerra, que garantiza una residencia equivalente a la que tendría un oficial superior.

El juez francés que decretó el ingreso en prisión del ex dictador panameño rechazó los argumentos de sus defensores y subrayó que "una detención provisional es el único medio" para garantizar que Noriega comparezca ante el tribunal que lo tiene que juzgar de nuevo en Francia.

La justicia francesa había condenado en 1999 en rebeldía a Noriega -que ha estado desde 1990 entre rejas en Estados Unidos- a diez años de prisión por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico.

El Tribunal Correccional de París celebra una audiencia el próximo día 12 en la que, además de examinarse la demanda de puesta en libertad, está previsto que se fije la fecha del nuevo juicio del ex mandatario panameño.