ESPECIE EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Hallan un tiburón prehistórico en las costas de Portugal

El tiburón, capturado a 700 metro de profundidad, ya estaba muerto cuando lo sacaron a la superficie. Si hay algo que ha llamado la atención a los investigadores son sus 300 dientes, por lo que se le considera un gran depredador

Tiburón prehistórico de Japón.
Tiburón prehistórico de Japón.
Hallan un tiburón prehistórico en las costas de Portugal

El Algarve portugués se ha convertido en el nuevo escenario de hallazgos de especies nunca vistas antes. Si pensábamos que los animales prehistóricos habían pasado a la historia, la captura de un tiburón considerado de hace millones de años, propio de la época de la prehistoria ha dado un vuelco a la historia. Su nombre científico sería Chlamydoselachus anguineus. Esta especie poco convencional fue encontrada por varios biólogos marinos pos casualidad hace unos días. Consiguieron capturarlo a 700 metros de profundidad, pero cuando lo hicieron, se dieron cuenta de que dicho animal se encontraba muerto.

Tras este gran hallazgo, se ha despertado el interés de todo el mundo, en concreto de los especialistas del mundo marino. A pesar de que se logró descubrir un animal característico por su gran rareza, al que muchos han denominado "fósil viviente", se desconoce cuántas pueden quedar en la actualidad. Se trataría de una especie en peligro de extinción, cuya amenaza ha aumentado debido a que se trata de un animal con unas características nunca vistas. 

La tiburón encontrado se trataba de un un macho adulto de 1,5 metros de largo.Entre sus particularidades, destacan su cabeza redonda y la presencia de 300 dientes delgados y afilados que hacen que sea considerado como un gran depredador, ya que con su dentadura puede atrapar cualquier tipo de presa sin la posibilidad de que ésta pueda escapar.

Margarida Castro, profesora e investigadora del Centro de Ciencias Marinas de la Universidad de Algarve apuntaba que el tiburón hallado "Tiene una gran hilera de dientes perpendiculares a la mandíbula, son muy filosos, delgados y apuntan hacia adentro. Eso le permite atrapar grandes presas y mantenerlas en la boca porque si pelean sólo pueden avanzar dentro de la boca del animal porque los dientes les impiden salir"."Así, son capaces de atrapar algo y no dejarlo escapar. Claramente se trata de un depredador muy agresivo".

Debido a su reciente hallazo, aún no se han conocido cuáles son sus principales hábitos. Tras su investigación se ha descubierto que se podría encontrar en diferentes zonas del planeta como Angola, Chile, Nueva Zelanda, Japón e incluso España, basándonos en este último hecho. Lo que sí hay que destacar es que se encuentran en profundidades abismales. 

No solo se han descubierto especies consideradas como "raras" en España sino que también hace poco se encontró el murciélago más grande del mundo en Filipinas abarcando casi dos metros con sus alas extendidas. Su nombre científico sería 'Acerodon jubatus' y al igual que la especie anterior, se encontraría en peligro de extinción.