sábado 25.01.2020
INFORME 'ESPAñA EN EL MUNDO'

Elcano alerta de un "giro radical" con Podemos en las elecciones

El Real Instituto Elcano pronostica un complicado escenario social y político que puede romper el consenso en política internacional que hoy mantienen PP y PSOE

El rey Felipe VI, entonces príncipe, saluda en junio de 2014 a miembros del Gobierno con motivo de la reunión del patronato del Real Instituto Elcano. | Casa Real
El rey Felipe VI, entonces príncipe, saluda en junio de 2014 a miembros del Gobierno con motivo de la reunión del patronato del Real Instituto Elcano. | Casa Real

"El futuro de España está, en buena medida, fuera de España", dice el Real Instituto Elcano, uno de los principales centros de análisis del país, con una fuerte dependencia del Ministerio de Asuntos Exteriores aunque con presencia en su patronato de otros ministerios y también de las principales multinacionales españolas.

Elcano ha presentado recientemente su informe "España en el mundo durante 2015: perspectivas y desafíos", un completo análisis que realiza un balance de lo ocurrido en 2014 y una proyección para el presente año, y que incluye una paradoja: una presentación complaciente con la política del Gobierno y un contenido demoledor sobre la realidad de la política exterior, de cooperación, de seguridad y la proyección exterior del país.

En relación con 2015, el informe destaca dos importantes desafíos que pueden lastrar la posición internacional de España o su imagen: el resultado de las elecciones generales y Cataluña.

"Tras años de graves dificultades -afirma en el informe el presidente del Instituto, Emilio Lamo de Espinosa-, parece que se instala en España cierto clima de expectativas algo mejores (más económicas que políticas), pero en un complejísimo contexto nacional de elecciones múltiples".

El cuerpo del informe incluye los recortes en cooperación

El director de Elcano, Charles Powell, afina algo más ese supuesto riesgo electoral: "Los españoles se enfrentan a un mundo inseguro y a una integración europea aún desorientada, al mismo tiempo que tienen ante sí una cita importante con las urnas en unas elecciones que pueden alterar algunos elementos clave del actual sistema democrático. La mejoría económica y de la imagen-país no oculta el malestar social y político que aún caracteriza a España", afirma.

El complicado escenario social y político puede provocar, según teme Elcano, que se rompa el consenso en política internacional que hoy se mantiene entre PP y PSOE , con los buenos resultados electorales de "la emergente formación de izquierda populista y eurocrítica Podemos". Dice Elcano que los resultados de las elecciones generales "podrían suponer que el año acabase convirtiéndose en una auténtica coyuntura crítica para la inserción de España en el escenario europeo y mundial", aunque "lo más probable es que no se produzca ese giro radical".

El segundo riesgo de la proyección exterior de España es "el nacionalismo catalán embarcado en un intento de internacionalizar el llamado proceso soberanista". Según Elcano, "la Generalitat ha intensificado su actuación internacional para promocionar la causa soberanista", y lo argumenta citando la reciente aprobación de una ley catalana de acción exterior, la apertura de nuevas delegaciones en Roma y Viena (el Instituto alerta sobre el plan de ampliar las cinco delegaciones actualmente existentes a 50) y el cambio de nombre de la oficina de la Generalitat en Bruselas por el de Representación Permanente ante la UE. En este caso, "el contencioso seguirá afectando negativamente a la proyección de España", añade.

Entre los riesgos señalados, a lo anterior se añade cierta visión negativa sobre los propios españoles: "Volvemos a apelar -escribe Powell- a esos ciudadanos para que concedan más protagonismo al escenario exterior y no crean que, para bien o para mal, se puede gobernar sus vidas mirando sólo al pequeño ámbito del país o de su territorio más cercano". Critica el director de Elcano de sus compatriotas que "no sean del todo conscientes del impacto cada vez más directo que tienen las dinámicas globales y europeas en sus vidas cotidianas y que, debido a la 'burbuja de pesimismo' que todavía no ha explotado, tampoco acaben de creerse que España es un actor importante".

Elcano critica la aprobación de normas y estrategia exterior sin consenso

En la misma línea añade el informe que "la crisis ha tenido un efecto muy negativo en la imagen que los propios españoles tienen de su país, que se sitúa muy por debajo de la imagen que se tiene de España en el exterior", lo que lleva a afirmar que "esta pérdida de autoestima y confianza en el propio país se convierte así en el principal problema del prestigio español".

Más allá de estas tres sombras -elecciones, Cataluña y españoles-, el informe del Real Instituto Elcano es complaciente con el Ejecutivo de Rajoy, al menos en el texto introductorio firmado por sus responsables y en las conclusiones finales. "El Gobierno ha sido capaz de desarrollar una política exterior y europea que puede presentar resultados", se lee en el informe. Ahí se recuerdan avances como la elección de España para un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU, "el gran logro diplomático español de 2014", que ha venido a confirmar la posición internacional de España como potencia media. Se menciona también en el balance positivo la recuperación de la economía y avances políticos como la aprobación de una nueva Ley de Acción y Servicio Exterior y de una Estrategia de Acción Exterior.

Se reitera además en positivo que España es el decimoprimer Estado con mayor proyección internacional en términos absolutos, la undécima potencia mundial. Buceando por el informe se descubre, no obstante, que la reputación internacional de España ha descendido entre 2010 y 2014 entre las principales economías del mundo, y aunque empieza a repuntar aún no ha alcanzado niveles previos a la crisis.

Ésta es una peculiaridad del informe, que presenta un balance positivo y un contenido que lo desmiente. En este sentido se menciona que tanto la Ley como la Estrategia Exterior se aprobaron únicamente con el apoyo del Partido Popular, falta de consenso también aplicable al Proyecto Marca España, del que se critica además "sus escasos recursos".

En relación con el protagonismo español en el Consejo de Seguridad de la ONU se advierte del peligro de que la elección fuera un fin en sí mismo y "ahora resulta obligatorio desarrollar un programa sustantivo", cuando ha transcurrido ya la cuarta parte de los dos años en el puesto. España, se añade, tendrá además que tomar claramente partido en conflictos internacionales como Siria, Ucrania, Rusia o "la cuestión palestina", frente a "las presiones previsibles de EEUU y de Israel". La renovación de la misión de la ONU en el Sáhara occidental, que se presenta en futuro y como problemática, ya ha pasado en el mes de abril y sin polémica alguna.

Un apartado donde brillan las contradicciones entre discurso y realidad es en la cooperación al desarrollo, con un presupuesto reducido (ha caído un 70% desde el comienzo de la crisis, del 80% en el subapartado de ayuda humanitaria) y se critica su "bajo perfil", que contrasta además porque ha sido uno de los argumentos principales del Gobierno en su campaña para sentarse en el Consejo de Seguridad.

Podemos y Cataluña, riesgos para la imagen exterior del país, según Elcano

Lo anterior tiene una aplicación directa sobre el reciente viaje del presidente Rajoy a Malí y Senegal, quien ha puesto a nuestro país de ejemplo para gestionar la complejidad de los movimientos migratorios. "A partir de 2006 -afirma Elcano-, la ayuda al desarrollo española había sido clave para crear una red de confianza en África occidental, pero esta red se ha debilitado a raíz de los recortes presupuestarios que ha sufrido la misma", a lo que se añade la supresión en la última edición del Plan África de todo lo relacionado con las migraciones, privando así a la política exterior española de un importante instrumento en este terreno".

El informe del Real Instituto Elcano incluye otros contenidos de gran interés, como el análisis de la proyección española por zonas geográficas. En relación con la UE se destaca por ejemplo que las elecciones europeas de 2014 y la elección de un nuevo presidente de la Comisión a partir de sus resultados, es decir, el mayor peso de los votantes sobre sobre los Estados -sus Gobiernos- ha iniciado un periodo donde la economía se ve acompañada ahora con objetivos de crecimiento y solidaridad.

En un apartado dedicado a la energía, Elcano destaca que se va consolidando un nuevo patrón español de suministro de hidrocarburos, desde productores tradicionales como Irán o Libia hacia el África subsahariana, origen hoy ya de un 30% de las importaciones, al que se suma el crecimiento de importaciones de latinoamérica.

En Elcano conviven una parte de rigor analítico y otra de relaciones institucionales, no siempre bien ensambladas. Como ejemplo de la segunda, Emilio Lamo de Espinosa recuerda en la presentación del informe que, en junio de 2014, el entonces príncipe de Asturias presidió el patronato del Real Instituto Elcano y lo volvió a hacer en diciembre ya como rey, "sólo seis meses durante los que Felipe VI ha logrado afianzar la institución que tan dignamente encarna".

Comentarios