lunes 29/11/21

El esperado ataque frontal sobre  los barrios controlados por los Yihadistas en el Este de Alepo no se ha producido. Las Fuerzas Aerospaciales rusas y la Marina han comenzado una intensa campaña de bombardeos sobre centros de producción de armamento, zonas de concentración de tropas  y rutas de abastecimieto de los Yihadistas en las provincias de Alepo, Homs e Idlib. 

A su vez, el Ejército Árabe Sirio y sus aliados lanzan ataques terrestres limitados hacia el Oeste, con objeto de aumentar la zona controlada por el Gobierno y alejar a los rebeldes sitiados de una posible rotura del cerco. 

Todo ello parece indicar que la estrategia gubernamental y rusa se inclina más hacia la desmoralización y el desgaste de los sitiados que hacia el ataque frontal, lo que podría minimizar el número de bajas civiles. Igualmente esta estrategia les permitiría impedir los bombardeos yihadistas en la zona mayoritaria de Alepo controlada por el Gobierno.

Comentarios