lunes 27.01.2020
Una progresión meteórica

Los secretos del sustituto de Alonso y la envidia que desata en McLaren

Vandoorne, la gran promesa de la escudería británica, ha quedado relegado a un segundo plano por otro británico que hace poco más de un año no tenía claro qué equipo escoger para asaltar la Fórmula 1

Lando Norris.
Lando Norris.

Era un secreto a voces. Más, con el paso del tiempo. Finalmente, el triunfo de Lando Norris en la Fórmula 3 no dejó opción alguna a McLaren, que esta misma semana ha anunciado la incorporación del joven talento a la Fórmula 1, como piloto reserva para el 2018. Con tan solo diecisiete años, el británico presente un currículum de vértigo, que sin lugar a dudas le coloca como el relevo inmediato de Fernando Alonso de aquí a dos años, cuando el piloto español decida poner punto y final a su etapa en el ‘gran circo’. En Woking, como en Red Bull y en Ferrari, también han encontrado el hombre al que fiar su próxima década.

Menudo (apenas supera el metro sesenta de estatura), pero con un talento innato. Nada que envidiar, desde luego, a Verstappen o LeClerc, las otras armas del futuro de las principales escuderías. Sin cumplir siquiera los dieciséis años, Norris ya había conquistado la Fórmula 4 británica. Sólo un año después triunfaría en tres relevantes pruebas: Formula Renault 2.0, Copa de Europa del Norte Formula Renault 2.0 y Toyota Racing Series. Claro queda, por tanto, que su ascenso a la Fórmula 1 no se trata de ningún movimiento de marketing como el que se produjo con Verstappen, que cerca estuvo de dejar sin volante a Carlos Sainz en Toro Rosso cuando éste había ganado las World Series.

La próxima semana cumplirá dieciocho años, pero en Norris no se vislumbra un piloto que quiera quemar etapas. “Por el momento no creo que esté muy necesitado de estar con un equipo de Fórmula 1”, comentó el propio piloto en verano de 2016. La realidad es que pese a ser británico, nunca tuvo a McLaren como referencia: "Tal vez más adelante en el futuro, al final de la F3 o durante el próximo año, cuando tal vez nos fijemos en algunos equipos de F1 para empezar a hablar". La cercanía, no obstante, terminó por emparejar a ambas partes.

Pese a que tenía un fuerte vínculo con McLaren, para tomar la decisión no esperó no tuvo que esperar tanto como había anticipado. En diciembre de 2016, en el que era su segundo año con monoplazas, obtuvo el galardón McLaren Autosport BRDC 2016, tras someterse a unos test de dicha escudería. Desde entonces ha figurado en el programa de jóvenes pilotos, y McLaren, poco a poco, le ha hecho guiños que han sido correspondidos. Este mismo año le dejaron hacer los test en Hungaroring, y el adolescente, campeón del mundo de karting, logró un tiempo mejor que el de Alonso y fue superado solo por Vettel.

“Es nuestra estrella del futuro y no vamos a ponerlo en otro equipo”, declaró Brown tras semejante proeza. Lo más positivo para McLaren es la actitud del joven, que al contrario de muchos otros, tiene la cabeza asentada y aún no tiene prisa por tomar el volante de la Fórmula 1. En Woking reconocen que es “suficientemente rápido” para el ‘gran circo’, pero han pactado que deberá esperar a que Alonso acabe su contrato. Colocarle como probador ha sido un paso obligado después de que Norris, con autoridad, se haya proclamado campeón de la Fórmula 3 este mismo año.

Norris no vislumbraba con malos ojos disputar la Fórmula 2 este año, pero McLaren le ha convencido para que se integre de forma total con ellos, lo que supone viajar a cada Gran Premio. Su emersión, eso sí, no ha debido de sentar nada bien a Vandoorne, que hasta hace nada era el otro británico mimado por la escudería. Los últimos gestos apuntan a que podría mantener la posición de segundo piloto durante toda su estancia en McLaren. De momento, Norris participará en las 24 horas de Daytona junto a Alonso.

Precisamente en Woking desean que el asturiano sea el mentor de Norris. Saben que la marcha de Alonso depende del rendimiento que ofrezca el monoplaza el próximo año, pero no ven comprometido al español más allá de 2019, por lo que el joven talento dispone de uno o dos años para nutrirse de uno de los pilotos más destacados de los últimos tiempos. Después aguardarán batallas con Verstappen o Sainz. Desde luego, McLaren tiene bien confiado su futuro.  

Comentarios