PREPARAN SU ALIANZA CON HONDA

Red Bull destapa las vergüenzas del motor Renault que asustan a Alonso

La escudería austriaca ha contabilizado los puntos que le ha hecho perder esta temporada la unidad de potencia francesa

Fernando Alonso.
Fernando Alonso.
Red Bull destapa las vergüenzas del motor Renault que asustan a Alonso

En McLaren hay motivos para la esperanza, tras tres años de inmensa evolución en el apartado aerodinámico. Los británicos han trabajado a conciencia en el chasis y podrían estar a la altura de Red Bull, Ferrari y Mercedes. El único lastre que han arrastrado hasta la fecha, el motor Honda, no les atormentará en 2018 tras la ruptura anunciada en verano. Tanto Fernando Alonso como el resto del equipo británico están ciegamente esperanzados con la unidad de potencia de Renault, muy superior a la nipona, pero en el fondo son conscientes de que el proveedor francés tiene algunos inconvenientes a los que tendrán que hacer frente.

La primera duda importante emerge a partir del año 2019, en el que Renault, como escudería, espera dar un paso al frente y poder competir con los hombres de cabeza. Con dos pilotos destacados como Hulkenberg y Sainz, la escudería francesa podría optar por suministrar unos motores para McLaren sin las mejores especificaciones. O lo que es lo mismo, destinar a sus peores ingenieros y así asegurarse su superioridad, algo que puede y debe hacer como equipo constructor.

La otra incógnita, la que más preocupa a McLaren, es la fiabilidad. Renault ha trabajado en el incremento de potencia y según ha avanzado el curso han reducido la brecha con Mercedes y Ferrari. Sin embargo, ese riesgo ha llevado consigo un sinfín de abandonos, propiciados por múltiples averías. En el primer tramo de la temporada lo sufrió Verstappen y en la recta final Ricciardo. Sea como fuere, ambos han expresado sus quejas. El belga fue más allá y cerca estuvo de no firmar su renovación.

Christian Horner ha asegurado que si encuentran fiabilidad en su motor podrán luchar por el Mundial con Mercedes y Ferrari. Sin embargo, el director de Red Bull no ha escondido su malestar con parte del trabajo de Renault y ha llegado a tasar, en cuento a puntos, el lastre que le han supuesto todas las averías. “Si te fijas en los puntos que hemos perdido por la fiabilidad, está en torno a los 160. La fiabilidad del motor nos ha golpeado muy fuerte. Nosotros hemos cumplido con el chasis”, ha mencionado.

Este dato más revelador y que más asusta tanto a McLaren como a Fernando Alonso. El español se fía de Renault por su exitoso pasado, pero teme que la alianza termine en fracaso como sucedió con Honda, cuando allá por 2015 sólo vislumbraban victorias. El asturiano espera poder pelear por el Mundial este mismo 2018, ya que corre el riesgo de caer en la trampa de Renault en 2019.

No sólo él, en Red Bull también son conscientes de que compartir un proveedor de motor es peligroso. Y por ello trabajan con el suyo propio: Honda. Pese al desastre de los nipones en los últimos tres años, la escudería austríaca confía en que sólo necesitan tiempo y han intensificado su relación en los últimos días. Eso sí, Red Bull cuenta con Toro Rosso como banco de pruebas, un alivio también para Honda, que en los últimos días ha reconocido que trabajar para McLaren sin apenas experiencia en el ‘gran circo’ conllevo una elevada presión.

Sea como fuere, mientras Red Bull se prepara para abandonar el motor Renault, McLaren ha fiado toda su suerte a los franceses. Necesita que éstos mejoren inmediatamente la fiabilidad y, a la par, esperar que como equipo no tengan opciones de pelear por el Mundial hasta pasados unos años. En febrero, con los primeros test serios en Montmeló, se empezarán a despejar muchas incógnitas.