jueves 20.02.2020
Sueñan con el podio

Japón espera la revolución final de McLaren-Honda

La nueva unidad de potencia debería permitir a Alonso y Button colocarse como primera alternativa a las tres grandes escuderías. El podio se presenta como el gran objetivo de aquí a final de temporada

Fernando Alonso al mando del McLaren-Honda.
Fernando Alonso al mando del McLaren-Honda.

La fecha más señalada por McLaren-Honda ha llegado. El Gran Premio de Japón será el escenario clave para vislumbrar el paso al frente de la escudería británica. En Malasia decidieron implementar la nueva unidad de potencia para llegar limpios a casa, pero no hicieron uso de ella, con la idea de exprimirla el máximo este fin de semana. Un motor más ligero y con el tubo de escape rediseñado, que aunado a las mejoras del chasis puede confirmar a Fernando Alonso y Jenson Button como la principal alternativa a los tres grandes equipos. Y, por qué no, soñar con un hipotético podio de aquí a final de año.

Malasia, una mera preparación

Malasia se erigió como una cita transitoria. En McLaren-Honda abogaron por utilizar los tres tokens que restaban, con el objetivo de hacer más ligera la unidad de potencia y rediseñar el escape. La idea era penalizar, y llegar en plenitud a Japón. Las expectativas al Gran Premio de casa no pudieron ser mejores, pues los cambios en otros aspectos del monoplaza (chasis) relucieron en una carrera donde sus dos pilotos acabaron en la zona de puntos.

La remontada de Alonso, desde la última posición hasta el séptimo escalón, fue una inyección de moral. Principalmente por la forma en la que el español consiguió la hazaña. Con tres pasos por boxes, a priori la peor estrategia, no atravesó excesiva dificultad para deshacerse de rivales antes inalcanzables. Un paso adelante más que significativo, que refrendó también Button el sábado, al adentrarse en la Q3 pese a que el trazado de Malasia no favorecía en nada al McLaren.

El sueño del podio

Las expectativas por lo tanto se han disparado en McLaren, ahora sí con una base que puede hacer creer en cotas mayores. Pese a que en Malasia no corrieron con el nuevo motor, Alonso sí lo probo en los entrenamientos libres del viernes. Y se quedó a milésimas del Force India de Sergio Pérez. Esa es la única referencia hasta la fecha del potencial de McLaren de cara al Gran Premio de Japón. El objetivo es ser el primero de los mortales, tras Mercedes, Red Bull y Ferrari.

Aspirar a más, parece complicado. “Falta mucho por hacer. Vamos mejorando, pero los seis de delante aún son inalcanzables”, manifestó Fernando tras el Gran Premio de Malasia. Sin embargo, si se consolidan como cuarta escudería, quedará más cerca el ‘top cinco’ en caso de que se produzca alguna colisión en la parte de cabeza, o si las condiciones atmosféricas lo favorecen. Y de ahí, al ansiado podio, apenas hay otro paso.

Que se lo digan a Sergio Pérez, que con esa condición, ha firmado en dos ocasiones la tercera plaza al mando de su Force India. Desde McLaren ya han advertido a lo largo del presente curso que en las últimas citas podrían soñar con quedar entre los tres primeros. Japón vaticinará si es una quimera, o como si tal y como parece, esa hazaña podría llegar a consumarse esta temporada. Un avance más que esperanzador de cara al 2017.

Comentarios