martes 21/9/21

Juez argentino suspendió actividades de empresas Rappi, Glovo y PedidosYa

El magistrado Andrés Gallardo pidió a las compañías de delivery que entreguen a la Justicia, en los próximos días, una lista completa de su personal y los elementos de seguridad vial exigidos por la ley
3703_landscape

En un nuevo round de la batalla judicial contra los servicios de delivery en Argentina, el titular del Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario N° 2, Andrés Gallardo, ordenó suspender la actividad de las empresas Rappi, Glovo y PedidosYA en la Ciudad de Buenos Aires.

Además pidió a las empresas de tarjetas de crédito la inmediata suspensión y bloqueo de las operaciones y solicitó a la Policía que dispongan operativos para identificar a los conductores de las bicicletas y motos afectados al transporte de mercadería y el decomiso de la misma.

La resolución tiene efecto inmediato. Fuentes judiciales fueron tajantes en aclarar que todas las partes ya fueron notificadas y quien no cumpla con lo ordenado será denunciado penalmente por desobediencia.

De todas formas desde las tres empresas comunicaron que mantienen un diálogo abierto con el Gobierno de la Ciudad. En tanto, Rappi confirmó también el normal funcionamiento de la aplicación.

"Expresamos nuestra preocupación por este fallo que perjudica tanto a repartidores, como comercios locales y consumidores, y lamentamos profundamente dicha decisión judicial, que será apelada. Seguiremos velando por los intereses de todas las partes, con el mismo compromiso de siempre", señaló Rappi.

Por su parte, Glovo destacó en un comunicado oficial que forma parte de una mesa de trabajo, convocada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y su compromiso con el país.

"En el último año invertimos más de 20 millones de dólares. Mantenemos un diálogo abierto en búsqueda de consenso y mejoras para todos. Queremos seguir invirtiendo en Argentina porque creemos en el potencial del país y esperamos que se resuelva de la mejor manera."

En el caso de Pedido Ya, la empresa también resaltó que continúa trabajando y cooperando con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.  

En abril el mismo magistrado había ordenado que los repartidores de estas firmas no podían volver a las calles hasta que no estén inscriptas en el Registro Único de Transporte en Motovehículos y/o Ciclorrodados (Rutramyc) y garanticen que todos los trabajadores circulen con casco, que la caja portaobjeto esté anclada a la moto o bicicleta y no en la espalda del conductor, que posean seguro de vida y accidentes, libreta sanitaria y que los rodados cuenten con adecuada señalización mínima.

Gallardo pidió que Rappi, Glovo y PedidosYA entreguen a la Justicia, en los próximos días, una lista completa de su personal, la constancia de haber entregado por su cuenta y cargo a la totalidad del personal los elementos de seguridad vial exigidos por la ley. Según informa El Nacional

Comentarios