sábado 14.12.2019

La sentencia que hace frotarse las manos a la oposición de Florentino

El todopoderoso presidente del Madrid se juega tanto en el 'Clásico' como en la sentencia que se conocerá el día 25, que puede anular los estatutos del club. Es decir, que dará licencia para optar a las urnas a Eugenio Martínez Bravo y Carlos Mendoza

Eugenio Martínez Bravo (izquierda), Florentino Pérez (centro) y Calos Mendoza (derecha)
Eugenio Martínez Bravo (izquierda), Florentino Pérez (centro) y Calos Mendoza (derecha)

Los peculiares estatutos del Real Madrid, aprobados durante la Presidencia de Florentino Pérez, exigen avales tan costosos para optar a dirigir el club, que casi blindan al actual presidente como único candidato viable. Sin embargo, a partir del día 25 de noviembre el poder monolítico de que goza Pérez puede tambalearse. Un grupo de socios, capitaneados por Rafael Martínez Campillo, presentó una demanda en el Juzgado de Primera Instancia nº 51 de Madrid para invalidar esos estatutos, la juez la estimó y fallará el próximo miércoles.

Existe mucha incertidumbre en torno al fallo tanto en las oficinas del club como entre los hasta ahora poco visibles opositores a Florentino Pérez. Tanto Carlos Mendoza como Eugenio Martínez Bravo son optimistas en cuanto a la democratización del club, aunque el primero explica a Estrella Digital que se ve solo como integrante de una futura candidatura, mientras que el segundo asegura a este diario que le gustaría ser la cara visible, como intentó sin éxito en el 2013.

Florentino tiene algo especial, de eso no hay duda. Si no fuera así, sería imposible explicar que una de las aficiones más exigentes del mundo no se haya girado hacia el palco, cuando su mandato no se caracteriza ni mucho menos por el éxito deportivo. Tal vez sea su derroche económico, que crea un atractivo casi hipnótico ante los socios, pero lo cierto es que tras Pellegrini, Mourinho y Ancelotti, si también falla Benítez, puede ser que el problema no esté exclusivamente en el entrenador.

Mendoza y Martínez Bravo, con optimismo cauto

“Conociendo al demandante, Rafael Martínez Campillo, exdiputado y abogado de prestigio en Alicante, y teniendo en cuenta la justa causa que le ha movido a presentar esa demanda por ser inconstitucional y que está en contra de la Ley Orgánica de Asociaciones, yo espero y confío en que la sentencia le sea favorable”, declara el presidente de Valores del Madridismo, Carlos Mendoza.

Asimismo, Eugenio Martínez Bravo mira a la sentencia “con alguna esperanza de que el juez haya podido ver lo injusto de los estatutos que regulan actualmente la posibilidad de poder presentarse a unas elecciones a la presidencia del Real Madrid". "Yo hablé con los socios que presentaron esta denuncia y lo apoyé porque vi que estaba bien armado. Vi que tenía el sentido de recuperar la democracia en el Real Madrid y recuperar el derecho de los socios de poder votar y elegir entre las distintas candidaturas y alternativas. Ahora mismo, ese derecho de voto y de decidir del socio está completamente secuestrado por la redacción de unos estatutos que Florentino propuso en una Asamblea. Muchos socios creemos que la sentencia puede ir a favor de que revisen estos estatutos”, explica.

Sin embargo, la visión de estos dos socios en cuanto a unas futuras elecciones es muy diferente. Carlos Mendoza piensa que “no es seguro que vaya a haber elecciones a principios de año, si la sentencia anula los estatutos. Va a depender mucho de lo que estime el juez, pero no creo que vaya a haber unas elecciones a mitad de temporada.Ni siquiera la sentencia favorable conllevaría necesariamente unas elecciones en junio”

 En cambio, Eugenio Martínez Bravo considera que ambas cosas irían de la mano porque “continuar así desacreditaría a Florentino Pérez completamente”. De hecho, exigirá “la convocatoria de elecciones de manera inmediata”. “Se puede esperar a final de temporada, cuando menos perjudique a los intereses del club. Pero, en definitiva, que los socios sepan que se van a convocar elecciones cuando más pertinente sea. Puede ser a final de temporada, pero comunicándolo de forma inmediata”, añade el también presidente de Plataforma Blanca.

Además, Eugenio Martínez Bravo deja claro que intentará acceder a la presidencia. “Si puedo presentarme lo haré. Esa siempre ha sido mi intención. Quiero dejar claro que aquellos que tenemos una opinión diferente a la de Florentino Pérez no somos contrarios al Real Madrid”. No obstante, Carlos Mendoza no se ve como futuro candidato por el momento. “Habría que ver cómo queda el panorama y cuál es la normativa que va a regir a partir de ahora. Tendríamos que ver quién se presenta para ver si podemos prestar nuestro apoyo a algún candidato. Nosotros ya estamos trabajando para presentar una alternativa sólida de cara al proceso electoral ya previsto para elegir los miembros de la Asamblea de Socios Compromisarios del Real Madrid. Se convocará en marzo o en abril la renovación de la Asamblea y estas elecciones son fundamentales porque estos socios podrían forzar al presidente a convocar elecciones, si no lo hace tras la sentencia”.

Por otra parte, ninguno de los dos candidatos desea que el equipo blanco pierda en el próximo 'Clásico', pero Carlos Mendoza no oculta que "es obvio que una derrota contra el Barcelona va a exasperar un poco más si cabe a los ánimos, ya de por sí cada vez más impacientes, que hay en el madridismo con la errática política deportiva del club. Si la historia del Real Madrid se redujera al mandato de Florentino Pérez, el club llevaría un tercio de los títulos del Barça. Esto es inadmisible” . No obstante, Eugenio Martínez Bravo piensa que “un partido aislado no debería influir en algo tan serio y tan importante como son unas elecciones. Lo importante es ver toda una trayectoria, y en la trayectoria de Florentino Pérez es sobradamente sabido que se ha gastado muchísimo dinero y se han conseguido muy pocos títulos durante toda la legislatura”, al tiempo que critica la visión “cortoplacista” del actual presidente.

Boluda y los exfutbolistas

Con todo, ninguno de los dos opositores tiene constancia de movimientos de exjugadores o personas que hayan trabajado anteriormente en el club de cara a a unas nuevas elecciones. “Nadie se ha posicionado, nadie ha dicho nada. No me consta que nadie haya dado el paso, aunque parece que ha habido unas declaraciones de Vicente Boluda, pero tampoco queda claro que vaya a presentarse. Evidentemente, con la reforma impugnada, él no se podría presentar. No lleva 20 años ininterrumpidos como socio, pese a que tuvo carnet desde muy joven, pero interrumpió su pertenencia al club porque estaba trabajando en Valencia”, señala Mendoza (que nada tiene que ver con el expresidente).

Por su parte, Martínez Bravo cree que la vinculación de diferentes jugadores en futuras elecciones “son rumores, porque los jugadores del Real Madrid son muy prudentes. Ellos anteponen siempre su asociación a su imagen y al club, pero puedo asegurar que hay muchos dispuestos a participar en otros proyectos. Ese es nuestro proyecto, que consiste en contar con gente que somos profesionales en la parte de gestión, pero también contar con todos esos madridistas, con los que no ha contado Florentino durante todos estos años, para que sean los que dirijan la parte deportiva. Ellos han mamado los valores blancos y juntos podemos recuperar la identidad del Real Madrid que durante estos años y con todos estos bandazos de criterio de Florentino Pérez jugando a director deportivo se han perdido”, declara.

Del mismo modo, Carlos Mendoza aclara la relación de Valores del Madridismo con los Villar Mir y señala que no le conoce ningún interés de los empresarios por tomar el control del Real Madrid. “Juan Miguel no ha sido mecenas de la organización en ningún momento, ni ha pertenecido, ni pertenece a Valores del Madridismo .Solo nos ayudó a montar unos homenajes a algunas leyendas. En 2006, ya se hablaba de su edad como un hándicap cuando encabezó una candidatura. Su hijo tampoco muestra intención de presentarse en público ni en privado. Es una persona que tiene interés por el club y se interesa por los partidos como madridista, pero no me consta que quiera dar ese salto” apuntó el socio al que Florentino se dedicó a descalificar durante 28 de los 30 minutos que duró su intervención en la última Asamblea, simplemente porque se leyó la memoria del club para ofrecer unos datos que según el presidente eran inventados. “Ellos confían en que los compromisarios no van a leer una memoria abultada con datos y con gráficos que distraen la atención del compromisario medio y que además te la entregan con muy pocos días de antelación”. Además, los dos socios coinciden en que Florentino les acusa de colocarse del lado de los violentos, simplemente porque piensan diferente, y denuncian el uso partidista que se ha hecho de la disolución de la Peña Ultras Sur.

Benzema y el Bernabéu

Finalmente, Mendoza y Martínez Bravo tampoco se escondieron a la hora de hablar de dos de los temas más polémicos en estos momentos. Los dos coinciden en que no se han hecho bien las cosas con Benzema. “Lo que hay que hacer con los casos como el de Benzema es lo que haría Santiago Bernabéu. Los niños no pueden mirarse en el espejo de determinados jugadores”, señala el líder de Plataforma Blanca.

Del mismo modo, Mendoza añade que “si Benzema es condenado a una sentencia dura de cárcel, es obvio que no podría continuar en el Real Madrid. Lo que nos extraña es que el club se haya creído la versión de Benzema, no sabemos por qué. Una manifestación de solidaridad hasta ese extremo puede no salir barata (en términos de prestigio). Creemos que esto se podría haber evitado con el sistema que nosotros tenemos en el programa electoral. Se trata de la tutela en valores de los jugadores jóvenes y recién fichados, que deberían ser tutelados por veteranos del club, leyendas blancas que saben perfectamente lo que es el Madrid y lo que significa”.

Por último, ninguno de los dos tiene especial fe en el actual proyecto de renovación del Santiago Bernabéu. “Se pueda presentar un proyecto de reforma del actual estadio, no de la manera faraónica que quiere hacerlo el señor Pérez, sino modernizándolo y dotándolo de una estética atractiva. O bien, la construcción de un nuevo estadio que pasaría por un gran proyecto de remodelación urbanística de la ciudad en un espacio que el propio club acuerde con las instituciones. Hay dos espacios que podrían acoger el futuro estadio. Uno es Valdebebas y otro es la nueva zona que se va a construir en Chamartín”.

Asimismo, Martínez Bravo también cree que esa decisión no la puede tomar solo la directiva. “El tema del estadio hay que llevarlo a la Asamblea, que es el órgano soberano del club, y plantear alternativas y votarlas, pero de una manera más abierta. Ese es otro problema, la Asamblea tristemente siempre ha sido dominada por el club. No solo por Florentino, también por los presidentes anteriores. Necesitamos un sistema de elección de socios compromisarios mucho más independiente, con un sistema de elección mucho más moderno. Yo llevaría distintas alternativas y que los socios votasen", zanjó este aficionado al rugby que en anteriores ocasiones no consiguió reunir los avales para dar el salto a la presidencia blanca.

Comentarios