sábado 15/5/21
REAL MADRID 1-0 MANCHESTER CITY

Un Madrid superior llega a Milán por la vía del sufrimiento

El equipo de Zidane se citó con el Atlético en la final de la Champions League gracias a un encuentro en el que mereció ganar con más comodidad. Bale marcó de rebote en la primera parte, los blancos tuvieron muchas más oportunidades, pero el equipo se encerró al final para aguantar el resultado

Bale tuvo fortuna en el gol
Bale tuvo fortuna en el gol. | Real Madrid

El Real Madrid ya está en la final de la Champions gracias a una elimantoria en la que mereció mucho más que su rival en ambos partidos, pero en la que sufrió más de la cuenta por culpa de su mala puntería. Bale marcó el único gol de los 180 minutos con la ayuda de Fernandinho y el City logró disparar al palo en una de la únicas jugadas en las que los jugadores de Pellegrini inquietaron a Keylor Navas. El Madrid fue mejor en la primera parte, muy superior en el primer tramo de la segunda y pasó algo de apuros en los últimos instantes.

La final de Milán volverá a ser una fiesta del fútbol español en la que puede pasar cualquier cosa. El estilo siempre fiable del Atlético se medirá con el renovado Madrid de Zidane, un equipo que ha crecido muchísimo en los últimos partidos y que en estos momentos puede ganar a cualquiera. Para los blancos, queda un mes de rezos complicados por la Liga y de cuidados intensivos en la enfermería para llegar con todos sus futbolistas sanos.

Este miércoles Carvajal y Modric dieron una auténtica exhibición de fútbol total, los centrales estuvieron muy serios, Cristiano pareció sano y Bale demostró que está en este equipo para hacer cosas grandes. El Bernabéu volvió a disfrutar de una gran comunión con la plantilla y Zinedine Zidane se terminó de garantizar la continuidad el año que viene. Queda claro que en este grupo lo más importante es el aspecto psicológico y en eso el francés les entiende mejor que nadie.

Zidane apostó por Isco y Jesé para cubrir las bajas de Casemiro y Modric, mientras que Pellegrini recuperó a Yaya Touré en el centro del campo. Con estos protagonistas, el inicio del partido fue muy diferente a lo que se vivió en el encuentro de ida porque el respeto volvía a ser la tónica general del choque, pero el City se adueñaba mucho más del balón. No obstante, en los minutos iniciales Kompany salió lesionado y Mangala tuvo que ocupar su sitio en el centro de la defensa

Sin embargo, el Madrid no tardó en desperezarse y tuvo su primera ocasión gracias a un centro de Carvajal que Cristiano remató en todo lo alto, pero que se le fue por encima de la portería al no poder precisar su remate.En cambio, en la siguiente jugada Bale no perdonó y puso por delante a los suyos. El galés corrió a por un balón en profundidad que cazó muy escorado en la banda derecha, pero no se lo pensó y la cruzó con la diestra en busca del centro-chut, pero el balón golpeó en Fernandinho y tomó una parábola imposible. Hart no esperaba el tiro directo y no acortó el ángulo con lo que solo le quedó hacer la estatua ante la potencia del lanzamiento.

El City se quedó sin argumentos

Además, tras el gol, los hombres de Pellegrini se quedaron sin respuesta y chocaron una y otra vez contra la defensa blanca en sus tímido intentos. Por el contrario, el Madrid profundizaba con mucha facilidad y logró marcar un gol en una jugada a balón parado en la que Pepe superó a Hart con remate defectuoso, pero el colegiado anuló el tanto por un fuera de juego bien señalado. Asimismo, Marcelo empezó a ser una pesadilla para Sagna y en una de sus llegadas metió un centro pasado con muchísimo veneno que no llegó a rematar CR, cuando el luso se encontraba sin ninguna oposición.

El Madrid tenía totalmente controlado el partido, pero el susto llegó al Bernabéu en una jugada aislada en la que Fernandinho encontró mucho espacio cerca de la frontal del área madridista para buscar un disparo que pegó en la base del poste de la portería de Keylor Navas. El Madrid no tenía demasiados motivos para temer por su eliminación al descanso, pero lo cierto es que el resultado todavía era demasiado corto.

Tras la reanudación, Jesé disfrutó de una gran oportunidad al cogerle la espalda a la defensa, pero su disparo salió por encima de la portería. Del mismo modo, Modric desaprovechó una ocasión inmejorable en la que se encontró solo contra Hart en una jugada en la que le extrañó estar en esa situación sin estar en fuera de juego y envió la pelota al cuerpo del portero. Después, Carvajal volvió a encontrar a Cristiano con un centro preciso, pero Hart supo responder y atajar la pelota a contrapie.

Las ocasiones caían una y otra vez del mismo lado, pero el City se mantenía de pie gracias a la poca puntería de los de Chamartín. La entrada de Lucas Vázquez en el lugar de Jesé revolucionó el ataque madridista y el gallego no tardó en encontrar a Cristiano entre líneas, pero el disparo de CR7 al palo corto encontró las manos del guardameta del City.

Por si fuera poco, Bale también conectó un cabezazo perfecto tras un saque de esquina, pero el balón chocó en el palo y se quedó muerto en el área. Cristiano marcó en esa misma jugada con una mano muy evidente, pero por supuesto ese gol no pudo subir al marcador.

El partido entró en la zona decisiva con todo por decidir y Carvajal tuvo un fallo a la hora de medir en un balón que se le quedó en buena posición a Sterling, aunque Pepe acudió rápido a apagar el fuego. En esos minutos, los hombres de Zidane ya se empezaban a poner nerviosos porque el City ganaba metros empujado por los cambios de Pellegrini.

El Madrid se encerró atrás durante diez largos minutos y en ese tiempo el City fue incapaz de penetrar en la defensa local, pero Agüero enmudeció por instantes al estadio blanco con un disparo desde la frontal que fue a parar a la parte superior de la red. Por último, Keylor tuvo que salir de forma muy arriesgada a despejar por dos veces con la cabeza un balón muy peligroso en una jugada en la que terminó tocado. Ese susto hizo reaccionar a los blancos, que a partir de ahí supieron dormir el partido con la posesión e incluso tuvieron oportunidad de marcar a la contra. 

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo; Modric (Kovacic, min.88), Kroos, Isco (James, min.67); Bale, Jesé (Lucas Vázquez, min.55) y Cristiano Ronaldo.

MANCHESTER CITY: Hart; Sagna, Kompany (Mangala, min.10), Otamendi, Clichy; Fernando, Fernandinho, Touré Yaya (Sterling, min.61), Jesús Navas (Iheanacho, min.70); De Bruyne y Agüero.

Gol

1 - 0, min.21, Bale.

Árbitro: Damir Skomina (ESL). Amonestó a De Bruyne (min.30) y Fernando (min.71) en el Manchester City y a Lucas Vázquez (min.83) en el Real Madrid.

Comentarios