jueves 12.12.2019
Las notas de todos los barcelonistas

Busquets y Sergi Roberto muestran un nivel pésimo en la fiesta de Messi

El '10' fue el único que realmente destacó, mientras que muchos de sus compañeros cometieron demasiados errores de peso

Todos tenían mucho que agradecerle a Messi.
Todos tenían mucho que agradecerle a Messi.

Ter Stegen, un buen susto (5). Solventó bien el poco trabajo que tuvo en la primera parte y no se complicó en el juego con los pies, pero en la segunda cometió un error grave en una salida ante N'Zonzi.

Sergi Roberto, con la moral muy baja (3). Parecía que se había adaptado a la perfección a la posición de lateral, pero tras su falló frente al City dudó demasiado en el Pizjuan. Se comió varios balones, entre ellos el que terminó en el gol de Vitolo. Sufrió mucho ante el extremo durante todo el partido y tuvo muchísimos problemas para escapar de la presión.

Digne, buena prueba de sufrimiento (6). Lo pasó mal ante Mariano en la primera parte, pero poco a poco se asentó en el campo e incluso fue capaz de parar al brasileño en más de una ocasión.

Masterano, una bonita pelea con Vietto (5,5). Tuvo muchos problemas para sacar el balón y en ocasiones fue superado por su par, pero en otras resultó decisivo con sus cruces.

Umtiti, en la línea positiva (6,5). Estuvo menos exigido que su compañero de zaga y desbarató varias ocasiones peligrosas gracias a su buena colocación. Se atrevió incluso a sumarse al ataque.

Busquets, desaparecido (4). No la tocó en toda la primera parte, mientras que el Sevilla tuvo fuerzas para llegar a la presión. En la segunda le dejaron entrar en juego y tampoco hay que ser un genio para dársela cortita y al pie a Messi para que él decida.

Rakitic, una llegada y poco más (4,5). Su nivel en los últimos meses también deja mucho que desear, puesto que aporta en la contención del juego y en sus aproximaciones al área, pero no aparece en la elaboración. Este domingo solo dejó un tiro peligroso desde la frontal.

Denis Suárez, de menos a más (5). Perdió varios balones al inicio del partido, pero se ofreció mucho más que el resto de sus compañeros de su zona y creció en la segunda parte.

Neymar, una noche extraña (5). Asistió a Messi en el primer gol del partido, pero más allá de eso dejó varias imágenes muy tristes. Perdió muchos balones y no presionó a los rivales que le robaron el balón. Se dejó el balón atrás en un intento de regate y perdonó en el mano a mano en el último minuto.

Messi, un genio sin precedentes (9,5). Marcó el primer gol con un toque sutil y habilitó a Luis Suárez en la jugada del segundo. Firmó varias jugadas 'maradonianas, en las que sus definiciones no estuvieron a la altura de los regales. Hizo jugar a sus compañeros y se echó al equipo a la espalda.

Luis Suárez, uno de cuatro (6). Fue un peligro constante, pero tan solo fue capaz de aprovechar una de las ocasiones claras que tuvo. Vio una tarjeta amarilla que le impide estar en el próximo partido de su equipo en La Rosaleda.

Luis Enrique, superado (4). No supo como contrarrestar el planteamiento de Sampaoli y su equipo solo pudo entrar en el partido cuando llegó el cansancio del rival. Dejó a Rafinha en el banquillo de forma incomprensible. En sus años en el Barcelona el juego del equipo en el centro del campo ha perdido mucho y ahora depende en exceso de los cracks.

André Gomes, sin complicaciones (5). Salió con el partido cuesta abajo y se limitó a tocar sin complicaciones.

Rafinha, los minutos de la basura (-).  

Comentarios