lunes 09.12.2019

El TSJ piden un protocolo para preservar imagen de los detenidos en los traslados

Los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia han suscrito una declaración institucional en la que abogan por impulsar "los protocolos necesarios" para preservar el derecho a la intimidad, al honor y a la propia imagen de los detenidos durante las conducciones policiales.

Los responsables de los TSJ, reunidos esta semana en Madrid, hacen este pronunciamiento después de las críticas suscitadas la semana pasada por las imágenes en las que se pudo ver esposados y portando bolsas de basura con sus pertenencias personales a los detenidos en la "operación Pretoria" a su llegada a la Audiencia Nacional.

También manifiestan su rechazo "a las filmaciones y fotografías en los pasillos de los edificios judiciales, con el fin de preservar el buen orden, el derecho a la intimidad, al honor y a la propia imagen de las personas que allí acuden, así como la presunción de inocencia de los imputados y detenidos".

Los presidentes de los Tribunales Superiores muestran asimismo su "más enérgica repulsa" a las filtraciones de investigaciones sumariales, "por lesionar seriamente derechos fundamentales, por la indefensión que originan y por dañar gravemente la imagen de la Justicia".

Por otra parte, entre las conclusiones del encuentro clausurado hoy figuran una serie de propuestas para reducir la litigiosidad en los tribunales españoles, que en 2008 vieron 8.908.496 casos frente a los 6.280.756 de 1999.

Así, en la jurisdicción penal, los presidentes de los TSJ proponen limitar la posibilidad de presentar recursos de apelación "a determinadas decisiones judiciales relevantes" y piden que se estudie la conveniencia de establecer plazos para llevar a cabo las investigaciones.

También sugieren que, en los casos en los que haya conformidad, no sea necesario redactar la sentencia y que en los juicios de faltas el juez se pronuncie inmediatamente después del mismo, retrasando la redacción de la resolución.

Proponen asimismo limitar o suprimir el recurso respecto de las sentencias absolutorias cuando se trate de delitos menos graves y despenalizar algunas faltas en vista del escaso efecto disuasorio de las sanciones que acarrean, que consisten en trabajos en beneficio de la comunidad o multas.

El TSJ piden un protocolo para preservar imagen de los detenidos en los traslados