martes 25.02.2020
ENTRE OCTUBRE Y DICIEMBRE DE 2015

Los parlamentarios gastaron un millón de euros en viajes con las Cortes disueltas

El Congreso registró un gasto total en viajes de 607.917,49 euros y el Senado de 342.614,72 euros con baja o nula actividad. En la Cámara Baja gastaron 157.000 euros en trámites de gestión, cancelaciones, cambios y billetes emitidos pendientes de utilización que podrían estar siendo usados en la nueva legislatura

Imagen de la sesión parlamentaria. | Congreso
Imagen de la sesión parlamentaria. | Congreso

Sus señorías gastaron 950.531 euros en viajes entre octubre y diciembre de 2015. Una cantidad nada desdeñable si se tiene en cuenta que durante más de dos meses las Cámaras estuvieron en funciones. Las Cortes se disolvieron a finales de octubre y no se volvieron a constituir hasta el pasado 13 de enero. Ahora bien, los 103 miembros de la Diputación Permanente del Congreso y los 77 del Senado gastaron una buena parte del casi millón de euros que registraron las Cámaras el último trimestre del año.

De estos tres meses, sus señorías sólo trabajaron a pleno rendimiento 20 días. El resto de este tiempo, las Cámaras estuvieron en funciones y la Diputación Permanente, el órgano encargado de cumplir con las funciones de las Cortes mientras está cerrado el periodo de sesiones, se reunió en contadas ocasiones. Aún así, el Congreso ha registrado un gasto total en viajes de 607.917,49 euros y el Senado de 342.614,72 euros.

En el caso del Congreso, en el último trimestre de 2015, los diputados gastaron 375.977,02 euros en actividad parlamentaria, llamativo teniendo en cuenta que durante más de dos meses estuvieron en funciones. También gastaron 74.528,26 euros en “actividad política” y sólo 266 euros en viajes oficiales. El total de esta suma asciende a 450.771,43 euros, aunque no es la cifra de gasto final. La Cámara Baja aclara que la facturación total asciende a 607.917,49 euros.

La diferencia de más de 157.000 euros corresponde a los gastos de gestión, de cancelaciones y de cambios, así como billetes emitidos pendientes de utilización. Y es precisamente la referencia a “los billetes emitidos pendientes de utilización” la más inquietante de todas.

Las nuevas Cortes se constituyeron el 13 de enero. Y según esta información hay una cantidad de dinero, camuflada entre cambios, gestiones y cancelaciones, empleada en la compra de billetes que en diciembre de 2015 aún no se habían utilizado. ¿Los billetes pendientes de utilización corresponden a estos 13 días antes de que se constituyeran las nuevas Cortes, o es posible que haya personas que han viajado o estén viajando a cargo de la legislatura pasada?

Estrella Digital ha intentado en varias ocasiones que el Congreso aclarara este extremo, pero ha sido imposible. No ha habido respuesta. El servicio de prensa de la Cámara Baja se ha limitado a aclarar que en época de Diputación Permanente sólo sus miembros tienen derecho al pago de estos viajes.

Datos públicos sin mucho detalle

El gasto en viajes en el Congreso supone la mitad de la que abonó entre julio y octubre: 1,2 millones de euros. Entre abril y julio los diputados gastaron 1,36 millones. Y entre enero y marzo 1,22 millones. En el caso del Senado, también el gasto es la mitad de los tres primeros trimestres. Ahora bien, los diputados y senadores que en este periodo excepcional tienen derecho a este gasto no son la mitad, sino un tercio: 103 de 350, en el caso del Congreso. Y 77 de 266 en el caso del Senado. Los diputados se han gastado una media de 5.902 euros y los senadores 4.449 en viajes en una época de muy poca actividad.

Sumados todos los conceptos, el gasto declarado por el Congreso en desplazamientos de los diputados en el territorio nacional en todo 2015 es de 4,4 millones de euros, a lo que hay que sumar algo más de 1,3 millones en desplazamientos en delegaciones internacionales. En el caso del Senado, sus señorías gastaron 2,46 millones.

Las Cortes acordaron hacer públicos estos datos a finales de 2014, aunque sin mucho detalle. Ahora, los ciudadanos pueden conocer los gastos que generan los viajes de sus señorías a su lugar de residencia, a actos políticos de partido, o en delegaciones oficiales. Pero en ningún caso se puede saber cuál es el gasto que corresponde a cada diputado, ni siquiera a cada grupo parlamentario. La información que ofrecen Las Cortes es escueta.

Los parlamentarios gastaron un millón de euros en viajes con las Cortes disueltas
Comentarios