sábado 06.06.2020

Más de trescientas personas despiden al intérprete asesinado en Afganistán

Según su religión debería haber sido sepultado a menos de una hora del lugar donde perdió la vida, pero los miembros de esta comunidad están perseguidos en Afganistán

Más de trescientas personas despiden al intérprete asesinado en Afganistán
Más de trescientas personas despiden al intérprete asesinado en Afganistán

Más de trescientas personas han despedido este viernes al intérprete Ataollah Taefik Alili, fallecido en un atentado en Afganistán junto a dos agentes de la Guardia Civil, en un acto que se ha celebrado en la localidad de Cuarte de Huerva, donde residía junto a su familia.

Los restos mortales del intérprete español de origen iraní han sido trasladados hasta el auditorio del municipio donde ha quedado instalado el féretro, rodeado de más de una veintena de coronas y ramos de flores.

Hasta este lugar se han acercado familiares y numerosos amigos y miembros de la comunidad bahai, religión que profesaba Ataollah Taefik Alili, quien se encontraba en Afganistán desde hace tres meses, contratado por el Ministerio de Defensa, y que tenía previsto regresar el 4 de septiembre a España.

El portavoz de la familia, Lorenzo Pons, ha asegurado que su viuda y sus dos hijos, de 21 y 16 años, "están destrozados", ya que ha sido "una pérdida trágica, repentina", y ahora "tienen que pasar su duelo, tienen que ir acostumbrándose e ir arreglando su vida sin esa persona que ha sido la cabeza de familia".

La familia ha recibido el apoyo y el afecto de cientos de amigos y vecinos que han querido mostrarles y transmitirles su pesar por la muerte de Ataollah Taefik Alili, y también de autoridades militares y civiles, como el delegado el Gobierno en Aragón, Javier Fernández, o el consejero de Obras Públicas del Ejecutivo aragonés, Alfonso Vicente.

Posteriormente, sobre las 13.00 horas, se ha celebrado un acto sencillo y breve, en el que se ha pasado revista a la vida de Ataollah y se ha explicado en qué consiste la religión Bahai.

En este sentido, Pons ha explicado a los medios de comunicación que la creencia en Dios y la "certeza de que la persona sigue evolucionando en los demás planos de existencia" proporciona "un consuelo a la familia".

Ataollah Taefik Alili ha sido enterrado en el cementerio de Cuarte de Huerva en un acto íntimo, aunque según su religión debería haber sido sepultado a menos de una hora de distancia del lugar donde perdió la vida.

Si no se ha hecho así, según ha explicado Pons, es porque los miembros de esta comunidad, unos 150 en Aragón, están perseguidos en Afganistán y se corría el riesgo de que "el cuerpo fuera violentado".

Por su parte, Soheil Forgani, también miembro de la comunidad Bahai y amigo del fallecido, ha dicho que las autoridades militares aconsejaron traerlo, ya que no se podía garantizar que su tumba fuese respetada.

Ha explicado que Ataollah Taefik Alili "se consideraba un ciudadano más, como español y como ciudadano del mundo", uno de los principios de la religión bahai.

El intérprete fue condecorado este jueves con la Cruz de Oro al Mérito de la Guardia Civil y con la Medalla al Mérito Militar con distintivo rojo, a su llegada en la Base Aérea de Zaragoza procedente de Torrejón de Ardoz (Madrid).



Más de trescientas personas despiden al intérprete asesinado en Afganistán