Miércoles 19.06.2019
5 años de cárcel a Juana Rivas

El juez que condena a Rivas comparó la ley de violencia de género con Hitler

Nos detenemos en una de las sentencias de Manuel Piñar Díaz, el juez que ha condenado a 5 años a Juana Rivas. En 2011 comparó la ley de violencia contra las mujeres con los regímenes autoritarios de Hitler o Stalin

Protestas contra la sentencia de Juana Rivas
Protestas contra la sentencia de Juana Rivas

Las palabras del juez Manuel Piñar en sus sentencias no tienen desperdicio. Critica con dureza la ley de violencia de género contra las mujeres que el debe aplicar como magistrado. Y llega a compararla con regímenes autoritarios como los de Hitler o Stalin:

"Puede ser preludio sin duda de ese principio de oportunidad que determinadas legislaciones de tipo autoritario atribuían a los fiscales cuando tenían a su cargo de la instrucción y practicaban con asiduidad los fiscales al servicio de Hitler o Stalin aunque ninguno de los dos se atrevió a plasmarlo en leyes".

Manuel Piñar en esta sentencia condenaba a Susana, una mujer que había denunciado por amenazas e injurias a su exmarido. Las dos demandas de la mujer se habían archivado y el juez granadino debía decidir si ella había cometido un delito de denuncia falsa. La condenó a 1 año y medio de prisión, a pagar 8 mil euros de indemnización por daños morales e incluso condenó a los padres de ella a 6 meses de cárcel por falso testimonio. Pero lo más destacado de la sentencia son las argumentaciones del juez contra la ley de violencia de género y, de nuevo, las acusaciones contra las mujeres de falsos testimonios de maltrato, como en el caso de Juana Rivas.

"Con ese excesivo celo ideológico de proteger a la mujer, está llevando a quitar la dignidad a determinados varones que son denunciados y sometidos a tediosos y rigurosos procedimientos, que con frecuencia comprenden detención y escarnio público, lo que no hace sino alimentar la violencia, dar un paso atrás en la igualdad ante la ley y en última instancia en el Estado de Derecho", asegura Piñar.

"No es de extrañar que haya personas que traten de aprovecharse de las medidas tuitivas que la legislación pone a disposición de las víctimas de violencia doméstica orquestando para ello falsas denuncias...".

"Lo que si es rechazable es el posicionamiento ideológico al que se ha apuntado la Fiscalía General del Estado que está impidiendo la adecuada persecución de algunas falsas denuncias por falsas maltratadas"La sentencia la titula así Manuel Piñar: "Denuncia falsa con el propósito de inferir un mal a su ex marido amparándose en el rigor tuitivo de la legislación sobre violencia de género". Para empezar. 

Esta sentencia contiene además paralelismos con la de Juana Rivas. Por ejemplo, asegura que la mujer acusó falsamente al exmarido de cometer delitos de amenazas e injurias: "Todas las manifestaciones de los acusados -Susana y sus padres- despiden tufo a zafia falsedad". Añade el juez que lo hace "en represalia por haber denunciado aquél a su actual compañero sentimental, con mala fe y sabiendo que nada de lo que había denunciado era cierto, y con el propósito de inferirle un mal amparándose en el rigor tuitivo de la legislación sobre violencia de género".

La Fiscalía en este caso pedía la libre absolución de la mujer.