miércoles 03.06.2020

Encuentran los cadáveres de una mujer y un bebé tras sofocar un incendio

Los bomberos han encontrado los cadáveres de una mujer de unos 40 años y un bebé de pocos meses tras sofocar un incendio en un piso del distrito de Retiro, en el centro de Madrid, según han informado fuentes de Emergencias Madrid y de la Jefatura Superior de Policía. La Policía Nacional ha trasladado a dependencias policiales, para tomarle declaración, a un hombre de 40 años, familiar de la mujer y del bebé, por si estuviera implicado en la muerte de ambos, que han sido asesinados y abandonados debajo de un plástico.

La Policía no ha revelado la identidad de este hombre, si bien todos los vecinos han coincidido en asegurar a Efe que se trata de la pareja sentimental de la fallecida y padre del bebé.

Según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, cuando los bomberos han sofocado el incendio originado en un segundo piso del número 10 de la madrileña calle Luis Mitjans han encontrado en la cocina los cadáveres de una mujer y de un bebé.

La mujer, una española de 45 años, presentaba un fuerte golpe en la cabeza y yacía junto a su bebé, de unos 5 meses, y ambos estaban tapados por un plástico o una lona.

"Posible implicación en los crímenes"

El Grupo V de Homicidios se ha hecho cargo de la investigación y a última hora de la tarde los agentes han trasladado a dependencias de la Jefatura Superior de Policía a un hombre de 40 años, que nació en Londres pero tiene nacionalidad española, que es familia de las víctimas.

La Jefatura no ha desvelado si este hombre es la pareja de la víctima y ha señalado que se le tomará declaración "para determinar su posible implicación en los crímenes".

Este hombre ha sido introducido en un coche policial sobre las siete de la tarde, según ha podido comprobar Efe, y según han relatado varios vecinos la Policía le ha encontrado en un banco de la calle, en el que llevaba sentado desde que se inició el incendio.

Tratamiento por depresión

Los cadáveres de la mujer y del bebé han sido levantados por un juez sobre las 19:30 horas, entre la curiosidad de los vecinos. La Policía Científica continúa en la zona estudiando las circunstancias del incendio.

Según una vecina del inmueble que conocía bien a la pareja que vivía en el piso en el que han ocurrido los hechos, el padre del bebé se llama Antonio, más conocido como "Toni", y la mujer fallecida Estela, y él estaba en tratamiento por depresión mientras que ella era una persona muy callada.

Ambos llevaban varias semanas durmiendo poco porque el niño lloraba muy a menudo, según esta mujer.

Encuentran los cadáveres de una mujer y un bebé tras sofocar un incendio