miércoles 23.10.2019

Cascos se reunirá con los diez alcaldes asturianos del PP que le apoyan

El exministro aseguraba el jueves sentirse "perplejo" por la "pasividad" de la dirección nacional del PP ante los "insultos" que ha recibido

El exministro de Fomento Francisco Álvarez-Cascos se ha comprometido a mantener en los próximos días una reunión con los diez alcaldes del PP en Asturias -de los doce con que cuenta esta formación en el Principado- que respaldan su candidatura a la Presidencia de la comunidad autónoma.

Álvarez-Cascos ha trasladado este compromiso a los ediles durante una conversación telefónica que ha mantenido con este grupo de alcaldes que esta mañana han celebrado una reunión conjunta para reiterar su apoyo al ex vicepresidente del Gobierno.

Según ha indicado a Efe uno de los asistentes a la reunión, en el encuentro han estado presentes los alcaldes de Siero, Tapia de Casariego, Villayón, Yenes y Tameza, Coaña, Grado, Peñamellera Alta y Baja y San Tirso de Abres mientras que el de Gozón ha excusado su asistencia pero ha comprometido su apoyo al resto de ediles.

De esa forma sólo dos de los alcaldes del PP en Asturias, los de Llanera y Oviedo, no se han sumado a la iniciativa de respaldar la candidatura de Álvarez-Cascos, a la que se opone la dirección regional y los responsables de las principales juntas locales del partido, que han propuesto como candidata a la concejala ovetense Isabel Pérez Espinosa.

Según la misma fuente, en la conversación con Álvarez-Cascos, éste les ha reiterado su disponibilidad para encabezar la candidatura del PP en Asturias y a reunirse con este grupo de alcaldes en el Principado en una fecha aún por determinar.

En una entrevista publicada, Álvarez-Cascos aseguraba sentirse "perplejo" por la "pasividad" de la dirección nacional del PP ante los "insultos" que ha recibido de algunos dirigentes de su partido en Asturias que se oponen a que encabece la candidatura.

El ex vicepresidente del Gobierno aseguraba haber recibido "con cierta sorpresa" las "descalificaciones" de dirigentes de su partido como el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, que comparó la campaña de recogida de firmas de sus simpatizantes con la "kale borroka" y calificó de "pucherazo" su posible designación por la dirección nacional pese al rechazo de la Ejecutiva del PP de Asturias.