martes 15.10.2019

El alcalde de El Ejido abandona la cárcel arropado por una treintena de personas

Juan Enciso llevaba en prisión ocho meses por su presunta implicación en una trama de corrupción empresarial en torno al Ayuntamiento

El alcalde de El Ejido abandona la cárcel arropado por una treintena de personas
El alcalde de El Ejido abandona la cárcel arropado por una treintena de personas

El alcalde de El Ejido (Almería), Juan Enciso, ha abandonado este martes por la tarde el centro penitenciario de Albolote (Granada) tras hacer efectivo el pago de los 300.000 euros de fianza impuestos por el Juzgado de Instrucción 2 de Almería, arropado por una treintena de personas que le han aplaudido a la salida.

Enciso, que llevaba en prisión ocho meses por su presunta implicación en una trama de corrupción empresarial en torno al Ayuntamiento de El Ejido, ha salido sobre las 19.45 horas de la cárcel de Albolote, en cuyas inmediaciones se ha registrado un altercado después de que algunos de los que acudieron a arroparle se enfrentaran a los medios de comunicación desplazados al lugar.

El incidente ha llevado a agentes de la Guardia Civil a identificar a algunos de los presentes.

Prohibido salir del país

Enciso, perteneciente al Partido de Almería (PAL), está obligado a presentarse semanalmente en los juzgados, según lo decretado por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Almería, Montserrat Peña, que le ha retirado además el pasaporte y le ha prohibido salir del país.

Su ingreso en prisión se produjo el 23 de octubre del 2009 por delitos de blanqueo de capitales, malversación de caudales públicos, falsedad documental, cohecho y tráfico de influencias.

Tras la puesta en libertad de Enciso, todavía permanecerán en prisión por este caso el empresario José Amate y el ex interventor municipal José Alemán, imputados por los mismos delitos.

El empresario madrileño Juan Antonio Galán fue la última persona encarcelada por esta trama que fue puesto en libertad, también bajo fianza de 300.000 euros, el pasado 18 de mayo.

El alcalde de El Ejido abandona la cárcel arropado por una treintena de personas