miércoles 14/4/21

Estrella Digital

Violación en San Fermín

La Manada intenta desacreditar a la chica violada

Tercera sesión del juicio sobre la supuesta violación grupal a una joven madrileña, mientras las defensas intentan desacreditar a la chica violada

2016100608282412968
Integrantes de 'La Manada'.

La tercera sesión del juicio a puerta cerrada sobre la supuesta violación grupal a una joven madrileña la madrugada del 7 de julio del 2016 ha comenzado esta miércoles por la mañana con la declaración de los agentes de la Policía Municipal de Pamplona que fueron los primeros en asistir a la chica.

El primero de los agentes estaba citado a las 10.00 horas y cada media hora están convocados sus otros tres compañeros. Este cuerpo fue alertado en la madrugada del 7 de julio, pasadas las 3.30 horas, después de que una pareja llamara al 112 para avisar de la posible agresión sexual.

La Fiscalía pide 22 años y 10 meses de prisión para los acusados. También para hoy están citados tres agentes de la Policía Foral, a intervalos asimismo de media hora cada uno, que ayudaron a identificar en el callejón de la Plaza de Toros a cuatro de los cinco acusados.

Minutos antes de comenzar la sesión, el letrado Agustín Martínez Becerra, abogado de tres de los cinco imputados, ha comentado a los periodistas que no quería entrar en detalles en relación al testimonio que ofreció ayer la presunta víctima; "por motivos obvios, son las acusaciones las que lo tienen que explicar", pero sí lo ha calificado de "muy favorable".

En su testimonio, la denunciante afirmó que en ningún momento se trató de una relación consentida y, a preguntas del abogado de uno de los denunciados sobre por qué solo presentaba lesiones leves tras la agresión, dijo que si no opuso más resistencia física fue porque entró en “estado de shock” y sólo pensaba en que aquello acabara cuanto antes.

En la sesión de ayer, la denunciante testificó durante cuatro horas en las que la chica ratificó la declaración que realizó ante el juez de instrucción el 8 de julio de 2016.

La joven, vecina de Madrid, llegó al Palacio de Justicia acompañada de sus padres en un vehículo camuflado de la Policía Foral media hora antes del inicio de la sesión, fijada para las 10 de la mañana.

La declaración, sin embargo, se retrasó debido a la oposición de la fiscal y las acusaciones a la posibilidad de que las defensas proyectaran fragmentos de los videos grabados en el portal del número 5 de la calle Paulino Caballero de Pamplona la madrugada del 7 de julio de 2016.

Finalmente, los tres magistrados que componen la Sección Segunda de la Audiencia Provincial decidieron permitir el uso de esos vídeos. Sin embargo, finalmente, las defensas no solicitaron su proyección. “No hacía falta hacer una recreación sobre los hechos, ha quedado suficientemente claro bajo nuestro punto de vista”, señaló a la salida de la vista Agustín Martínez-Becerra, abogado de tres de los acusados.

Durante la declaración, la joven se mostró tranquila y respondió a todas las preguntas planteadas por las partes personadas en el caso; fiscalía y defensas de los 5 acusados, Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra y su propio abogado.

El interrogatorio fue exhaustivo. En su relato mantuvo que entabló conversación con los acusados sobre las tres de la mañana del 7 de julio cuando estaba sentada en un banco de la Plaza del Castillo y, al decir que se iba a dormir al coche que tenían ella y un amigo aparcado en las afueras, se ofrecieron a acompañarla. 350 metros después los cinco acusados la metieron en el portal y la agredieron sexualmente en repetidas ocasiones.

Comentarios