domingo 22/5/22

Aguirre afirma que Cabrera sabía el fallo del Supremo sobre Cuidadanía antes de conocerse

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado que su Gobierno "acatará y cumplirá" la sentencia del Supremo que niega la posibilidad de objetar a Educación para la Ciudadanía (EpC), cuyo contenido, según ha dicho, conocía la ministra de Educación antes de que se publicara.

En una entrevista en Onda Cero recogida por Efe, Aguirre ha asegurado que la ministra Mercedes Cabrera "colgó" un vídeo en la página web 'Youtube.com' donde decía que estaba "muy contenta", del fallo del Tribunal Supremo, cuando aún no se había hecho público.

La ministra lamentó el tiempo perdido en este debate, cuando hay temas importantes como combatir el fracaso y el abandono escolar, mejorar la comprensión lectora de los estudiantes y mejorar la calidad educativa. Asimismo, defendió la asignatura.

"De esto no hablamos y hablamos de los espías", ha lamentado Aguirre refiriéndose a la repercusión mediática que está teniendo la supuesta trama de espionaje en la Comunidad de Madrid.

Aguirre ha recordado que en la Comunidad se permitió desde el primer momento objetar a las familias madrileñas que no querían que sus hijos recibieran Educación para la Ciudadanía y que el Supremo también ha advertido sobre la legitimidad de los libros de texto o los programas que traten de "adoctrinar a los niños" o de influir "de alguna manera en decisiones morales o éticas".

Según la presidenta, el Tribunal Supremo podría volver "a entrar" en este caso si realiza un análisis exhaustivo del programa de la asignatura y comprueba que ésta incide "como nosotros creemos" en cuestiones morales y éticas que corresponden a la familia y que recoge la Constitución.

Contra la Ciudadanía

Por veintidós votos frente a siete, el Tribunal Supremo rechazó ayer la objeción de conciencia respecto de la asignatura que nació envuelta en la polémica. Avaló, de momento, esta materia pero deja la puerta abierta para que los padres puedan impugnar el programa, e incluso los libros de texto. Y advierte a las distintas administraciones de que en ningún caso puede imponerse una «moral oficial» a los alumnos.

Tras dos días y medio de deliberaciones, el Supremo dio aconocer el fallo. Las sentencias, así como el voto o votos particulares de los magistrados discrepantes, se conocerán en los próximos días.

El Pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo tenía sobre la mesa cuatro recursos, planteados por la vía de la protección de los derechos fundamentales, contra otras tantas sentencias de dos tribunales superiores de justicia: una del de Andalucía, que admite el ejercicio del derecho a la objeción de conciencia, y tres del de Asturias en sentido contrario.

La historia de Educación para la Ciudadanía y los derechos humanos ha corrido paralela a la Ley Orgánica de Educación (LOE), aprobada en el Parlamento en 2006. Desde los primeros debates de la LOE, la nueva asignatura se reveló como uno de los aspectos más controvertidos de la misma.

El Gobierno socialista la defendió siempre por la necesidad de que la escuela impartiera valores a través de una materia específica y no sólo de forma transversal en el conjunto de todas las materias. Argumentaron los promotores de la disciplina que los vientos europeos soplaban en esa dirección y que en la mayoría de los países del viejo contiente existía una asignatura para educar en valores como la participación y el respeto. Asimismo y en pleno debate de la nueva ley, el Consejo de Europa proclamó 2005 como el Año Europeo de la Ciudadanía a través de la educación.

Aguirre afirma que Cabrera sabía el fallo del Supremo sobre Cuidadanía antes de conocerse