lunes 21.10.2019
Elena Rivera

"Me siento cómoda como tía sexy y seductora”

A la espera de que llegue, por fin, ‘La verdad’, la serie de Telecinco en el que dará vida a Paula, su primer papel protagonista, la actriz sigue siendo cada jueves Karina en ‘Cuéntame cómo pasó’

Elena Rivera.
Elena Rivera.

-Karina mamá, hay que ver cómo pasa el tiempo…

-Sí, ha tenido una evolución muy grande, quizás el personaje que más ha evolucionado de la serie, uno de los que más seguro. Le han ido pasando muchas cosas, no siempre positivas, y siempre ha sabido sobreponerse y al final su carácter ya no es tan de armas tomar sino más miedosa y estoy muy feliz con la Karina de esta temporada.

-¿Le agobia el pensar que la serie pueda durar diez temporadas más?

-No lo sé si durará tanto, pero el agobio no existe porque tenemos unos guionistas que saben refrescar cada año las tramas y en los guiones consiguen sorprendernos. El fichaje de Pedro Casablanc tiene mucho que ver con Karina, le da la vuelta. Yo sigo con muchas ganas aquí.

-Y encima Carlos y Karina cada vez tienen un peso más importante en las tramas...

-Que te den este peso tan importante es bueno, pero ninguno de los dos vamos a quitar a Imanol y Ana porque Antonio y Merche son los pilares de ‘Cuéntame’. Pero sí, es un orgullo que una serie que lleva tantos años le de ese lugar a Carlos y Karina.

-¿Ha llegado a pensar que podría competir con ‘La verdad’?

-Sí lo he pensado y he rezado para que eso no pase. Esperemos que no porque no me gustaría nada. ‘Cuéntame’ a mí me ha marcado, es en lo que empecé, he crecido con Karina, y ‘La verdad’ también porque va a ser mi primer protagonista y que es un proyecto en el que cada día que iba lo disfrutaba como una enana. Estaría con el corazón dividido.

-¿Ha tenido algún problema para compaginar las dos series?

-Con Ganga no he tenido problemas para compaginarlo, se han portado conmigo fenomenal, se dieron cuenta que ‘La verdad’ era una gran oportunidad para mí, y me lo han sabido organizar muy bien.

-Es que en esa serie, como usted dice, va a tener su primer papel protagonista...

-Sí, y es mucha responsabilidad porque me dejaron claro desde el principio que si mi personaje no funcionaba no había serie y sentí un poco de presión. Tenía que trabajarlo bien sí o sí. Me dio un poco de vértigo pero a la vez pensé que era un reto buenísimo y que había que coger las riendas. Me dije que tenía que hacerlo como que me llamo Elena. Tenía muchas ganas de un papel así.

-Siendo dos personajes tan diferentes, ¿se quedaría con uno en concreto?

-No sé, son muy distintos, no podría elegir. Karina es mi debilidad porque vamos las dos muy unidas desde hace muchos años pero Paula es como un antes y un después en mi carrera. Esta serie tiene lo mejor de la TV, la verdad del cine y los matices, en mi personaje, del teatro.

-Una Paula muy manipuladora...

-Es que tiene una doble personalidad. Se le ve como angelical pero luego tiene mucha vida recorrida. La manejan los hombres, y tiene un gran callo. Usa sus armas para cautivar a quien quiere o para conseguir información de unos y otros. En el fondo sólo quiere que la den amor y terminas empatizando con ella.

-¿Cómo se lo ha preparado?

-Tuve la suerte de que quisieron que Jon Kortajarena estuviera como dos o tres semanas con una coach para que se sintiera más seguros y me dijeron que fuera con él y me vino muy bien. Trabajé ciertas cosas y descubrí lugares que ni yo misma existían en mí, con esas caras de loca, de intriga… También trabajos como’Las niñas de hojalata’, un documental en el que se ve la trata de blancas y donde las niñas no tienen expresión ninguna, son como de hojalata. He ido cogiendo cositas de cada recomendación que me daba y la creación del personaje ha sido el día a día.

-Jon es un debutante en una serie, ¿cómo ha sido la relación con él?

-Al principio estaba muy contrariada cuando me dijeron que protagonizaba con un tío tan guapo pero que era una celebridad internacional, en la élite de la moda, y no sabía cómo iba a ser en las distancias cortas, si vendría al rodaje como de ‘divino’, pero esas dudas en cuanto le conocí se me quitaron completamente. Es admirable, de repente venía de una gala de los Oscar, casi sin dormir y vino sin ningún tipo de aires, muy humilde, honesto, con muchas ganas de aprender… Yo también he aprendido mucho de él y hemos formado una amistad super bonita, me tiene ganada, le quiero mucho. Uno de los regalos más grandes que me ha dado esta serie es considerar a Jon como un buen amigo.

-¿Cómo han sido los rodajes con tanto exterior?

-Muy duros, pero yo los he disfrutado mucho y repetiría mil veces. Se nota mucho a la hora de verlo pero a la hora de rodar no es lo mismo estar en un plató que en Santander, cuando en cinco minutos te granizaba o te salía el sol. Fue una locura pero lo pienso y digo que pocas tienen una producción tan grande como esta. Ha sido casi un año para 16 capítulos.

-¿Y cómo se ve como tía sexy y seductora?

-Cómoda. Yo entiendo que el espectador me vea siempre como Karina, por mucho que ahora sea ya madre en ‘Cuéntame’, pero siempre tenía un punto muy hippie y no era la sexy, y aquí me ha gustado porque al final como actriz es lo que buscas, hacer papeles distintos, que no siempre te acomodes. Además, cuando te caracterizan te ayuda a meterte en el papel.

-¿A partir de ahora no se conformará con papeles que no sean de protagonista?

-Siempre digo que lo queme fijo son en los proyectos y si me viene uno increíble, pese a que no sea la protagonista, no tendré el menor problema. Mientras sea un personaje interesante con el que yo me levante cada día con ganas de ir al rodaje y disfrutarlo, sin ningún problema, ya sea cine, teatro o TV.

-¿Va a conseguir terminar magisterio infantil?

-Estoy ahí. Me queda muy poco. Con ‘La verdad’ estuve año y medio que casi la tuve que dejar porque estando en Santander no podía hacer nada. Antes lo concebía como un plan B, y ahora también, porque en este mundo nunca se sabe, pero también como una base de estudios que nunca te vienen mal. Me gusta muchísimo el poder estar un día siendo protagonista de una serie y a la hora hacer un examen o trabajo con mis compañeras, lo que te baja mucho a la tierra, yendo en el metro a un examen. Además los niños son mi debilidad y me ayuda también en la trama de madre en ‘Cuéntame’, cuando la niña está más nerviosa me dicen que la coja yo.

-¿Y la música dónde la ha dejado?

-La interpretación me ha enamorado pero sé que empecé en la música y hay gente que me dice que por qué no saco un disco o no me presento a algo, pero hasta en redes sociales me pongo a cantar y me relajo y disfruto. Me considero una actriz que sabe cantar, a la que le gusta mucho la música. En el primer capítulo de esta temporada de ‘Cuéntame’ incluso tuve la suerte de poder hacer las dos cosas en el karaoke de Josete, y yo feliz de la vida.

Comentarios