Lunes 22.10.2018
empresas

El sacaleches eléctrico y el cojín de lactancia, dos imprescindibles para toda madre

Tanto el sacaleches eléctrico como el cojín de lactancia, son dos elementos que consideramos imprescindibles para toda madre, consiguiendo en ambos casos mejorar tanto la seguridad como la comodidad durante este periodo de lactancia

A través de Mamibicho, un blog creado y mantenido por una bloguera y mamá que nos va contando todas las fases de su embarazo, maternidad y todo lo relacionado con los bebés, vamos a tener la oportunidad de conocer un montón de trucos fantásticos que nos ayudarán a llevar mucho mejor las distintas fases a las que vamos a tener que hacer frente como mamás. En esta ocasión nos vamos a centrar en dos temas especialmente importantes que son el sacaleches eléctrico y el cojín de lactancia, dos de los imprescindibles que toda madre debe tener a su disposición.

Descubre las ventajas de utilizar el sacaleches eléctrico

La época de la lactancia es sin duda una de las más importantes, ya que nos ayuda a sentirnos más madres, además de que por supuesto es la etapa en la que nuestro pequeño se está empezando a formar, de manera que, dependiendo de los cuidados que le demos en estos momentos, tendremos más posibilidades de que crezca sano, fuerte y evite la aparición de enfermedades o problemas de salud en el futuro.

En este sentido, uno de los elementos imprescindibles y que más os recomendamos utilizar es el sacaleches eléctrico, y es que se trata de un sistema a través del cual vamos a poder extraer y almacenar la leche materna con el objetivo de liberarnos de aquella que nuestro bebé no ha consumido, así como de tener una reserva gracias a lo cual nuestro pequeño pueda beber leche de alta calidad incluso en los momentos en los que su madre no esté cerca por ejemplo porque haya tenido que salir a realizar cualquier obligación, trabajar, etc.

Además, también se trata de un sistema gracias al cual, aquellos bebés que no logran adaptarse adecuadamente al pecho de la madre, podrán beber leche materna de una forma que se adapte mejor a sus necesidades, sin olvidar que las madres también evitarán la congestión y la pesadez en los pechos que es tan habitual durante esta etapa de la maternidad.

El cojín de lactancia, imprescindible para mejorar tu comodidad y salud

Y por otra parte también queremos hacer mención del cojín lactancia, y es que a través del blog de nuestra vida y madre vamos a conocer algunas de las particularidades y ventajas que tiene la utilización de este sistema a la hora de dar de mamar a nuestros pequeños.

Es importante tener en cuenta que la elección de un buen cojín de lactancia depende sobre todo de cara madre, ya que en este sentido las hay que prefieren dar de mamar sin el cojín, mientras que en la mayoría prefiere utilizar los distintos modelos que hay en el mercado debido a que mejoran la comodidad así como la postura, evitando desde dolores de espalda hasta facilitando al bebé que pueda tomar la leche.

Por ejemplo, una ventaja que tiene el cojín de lactancia es el hecho de que, aquellas madres a las que se les haya realizado una cesárea, podrán colocar al bebé pegado al pecho sin apoyarlo en el vientre, evitando molestias y dolores. Además, también se trata de la mejor forma de prevenir los dolores y problemas de espalda así como musculares, a la vez que, si ya los padeces, sin duda es la mejor forma de corregirlos y evitar que puedan ir a más.

Si tenemos dos hijos y vamos a amamantarlos a ambos a la vez, el cojín nos puede ser muy útil para hacerlo todo mucho más cómodamente, y por supuesto no debemos olvidar que de esta forma vamos a conseguir que la boca de nuestro bebé quede perfectamente a la altura del pezón, de manera que la solución se llevará a cabo de forma correcta, evitando las dietas en los pezones así como los problemas de baja producción de leche.

Comentarios