lunes 21.10.2019
TIENE DIFÍCIL FORMAR GABINETE

Rajoy se compromete a trabajar para un "gobierno estable"

El líder del PP no se da por vencido y reivindica su derecho a formar gobierno. "Será necesario hablar más, llegar a acuerdos y yo lo voy a intentar". El presidente 'popular' reúne a su Comité Ejecutivo Nacional a las 17.00 horas para valorar y analizar los resultados obtenidos

Rajoy junto a la plana mayor del PP y su mujer, Elvira Fernández. | Foto PP
Rajoy junto a la plana mayor del PP y su mujer, Elvira Fernández. | Foto PP

Se cumplen los peores presagios para el Partido Popular: no llega al 30% de los votos ni a los 130 escaños con los que soñaba al inicio de la campaña electoral. Gana las elecciones generales, con el 28,72% de votos y 123 escaños -63 diputados menos que en 2011-, pero tiene difícil formar gobierno. Sólo la abstención del PSOE le salvaría. Pero, aún así, el PP no se da por vencido. "Quien gana las elecciones debe de intentar formar gobierno", ha proclamado este domingo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desde el balcón de Génova,13, donde ha salido a saludar a las centenares de personas que se han agolpado a las puertas de la sede nacional para celebrar el triunfo de los conservadores. "Buscaré un gobierno estable", ha rematado. 

Acompañado por su mujer, Elvira Fernández, y la plana mayor del PP -su 'número dos' en la lista al Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, los cuatro vicesecretarios -Andrea Levy, Pablo Casado, Javier Maroto y Javier Arenas-, el presidente del Senado, Pío García Escudero, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre-, Mariano Rajoy ha advertido de que pese a que será difícil gobernar, su intención es alcanzar "acuerdos". "No va a ser fácil, pero en las dificultades es cuando se ve a los políticos de verdad. Será necesario hablar más y llegar a acuerdos y yo lo voy a intentar", ha insistido el líder 'popular'.

En este sentido, Rajoy ha asegurado que España necesita "un Gobierno serio". "Se han hecho muchas cosas a lo largo de estos años. Necesitamos perseverar. Todavía hay que crear muchos puestos de trabajo. El margen de mejora es muy grande", ha advertido el presidente del Gobierno, que ha asegurado que su "único objetivo es servir a los intereses generales". "España necesita estabilidad, certidumbre y confianza", ha zanjado. 

Rajoy ha sido recibido en el balcón por sus militantes al grito de "¡presidente!, ¡presidente!". Ha sido interrumpido por cánticos de "campeones" y de "yo soy español". Incluso ha botado -aunque muy tímido- por aclamación popular. Pero sus caras en absoluto han mostrado el entusiasmo que Rajoy ha intentado poner en sus palabras. El líder de los 'populares' ha proclamado a los cuatro vientos el triunfo del PP. "Hemos ganado nuevamente las elecciones, con 1.600.000 votos y 30 escaños de diferencia" respecto a la segunda fuerza, que ha sido el Partido Socialista, ha insistido el presidente del PP.

Acuerdos tras el 21D 

Aunque de puertas para adentro, la radiografía es otra. "Complicado", "un lío", "ingobernable". Así es como describen en Génova, 13 el escenario postelectoral que se abrirá a partir de este lunes. Mariano Rajoy podría convertirse en el primer presidente de la democracia que no repite mandato. Es más, podría convertirse en el primer presidente del Gobierno que pasa de la mayoría absoluta más sólida a una mayoría simple muy ajustada que no le permitiría formar gobierno. Habría que retrotraerse hasta 1989 (con 107 escaños) para encontrar peores resultados en el Partido Popular.

Son las cuartas elecciones de 2015 que lanzan al país un mismo mensaje: el castigo a la vieja política. El PP logró los peores resultados en 25 años en las elecciones del 22 de marzo en Andalucía. Dos meses después, perdió 2,55 millones de votos en las autonómicas y municipales. En verano, sus encuestas internas ya le daban resultados similares a los obtenidos actualmente, tal y como publicó Estrella Digital, y pocas semanas después el PP se volvió a hundir en Cataluña. En todas estas citas electorales, los 'populares' pidieron no extrapolar estos resultados al escenario nacional.

Aunque para el PP hoy no es día de hacer valoraciones. No ha habido rueda de prensa en Génova, como sí suele ser habitual tras cualquier jornada electoral. De hecho, en 2011 el encargado de comparecer ante los medios de comunicación fue el propio Rajoy. Claro que entonces el PP obtuvo la mayoría absoluta más sólida de la democracia. Las valoraciones y los análisis no se producirán hasta este lunes, tras el Comité Ejecutivo que Mariano Rajoy ha convocado a las 17.00 horas, donde todos los 'barones' autonómicos se pondrán despachar a gusto.

La única comparecencia que ha habido este domingo en la sede del PP ha sido la del vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado. De hecho, fue el primero en dar la cara tras los primeros sondeos a pie de urna publicados tras el cierre de los colegios electorales. "El PP seguiría siendo la fuerza mayoritaria y preferida por los españoles", dijo el dirigente 'popular'. El mismo mensaje que pocas horas después repitió Rajoy desde el balcón de los conservadores. En esta ocasión, y con los resultados ya en la mano, el PP fue el último en comparecer. De los 10.866.566 votos con los que llegó a la mayoría absoluta en 2011, Rajoy se ha quedado con 7.185.190. No logra sumar con Ciudadanos los 176 diputados necesarios para formar un gobierno estable, así que la abstención de Albert Rivera tampoco le servirá. 

Comentarios