viernes 7/5/21

Estrella Digital

Barcelona, una realidad alternativa

Los números de compra y venta de los pisos aumentan

El mercado inmobiliario ha sabido reinventarse después de la crisis para obtener unos números positivos por primera vez en dos años

Captura de pantalla 2016-11-11 a las 16.36.45 copia
En Barcelona es complicado vender un piso.

Entre tanta noticia referente a la crisis, sobre todo aquella respecto al sector que hoy nos ocupa e interesa como es el de la construcción y el inmobiliario, en Barcelona parezca que vivan en otra realidad alternativa, ya que es una de las pocas ciudades del país y de Europa que crece a un ritmo tan acelerado en cuanto a la venta de inmuebles: ya sean casas, pisos, chalets, etc.

Motivos por los cuáles han mejorado ambos sectores económicamente 

Uno de los grandes motivos es debido a la gran actividad que sufre diariamente esta ciudad (la segunda más poblada del país) en la cual y debido al traslado de empresas, trabajadores, personal asistente, jugadores de fútbol, etc. Que llegan a la ciudad consiguen aumentar su censo de forma constante, ya que y según estudios estadísticos por cada persona que abandona la localidad otras tantas familias llegan a la misma. Y más concretamente, este mismo estudio certifica que gran parte de estas nuevas familias y personas que se desplazan hasta la ciudad de Barcelona a vivir proceden de otros países extranjeros, los cuáles han conseguido encontrar un piso gracias a la inmobiliaria Damlex Company y otras inmobiliarias extranjeras del sector, las cuáles tienen sede en Barcelona debido al gran nivel de turismo que la ciudad experimenta anualmente y que han sabido cómo aprovechar para sacarle aún más jugo al asunto: ya que en vista de lo complicado que se hace el poder vender piso en Barcelona han aprovechado el interés de los extranjeros para convertirlo en una compra de vivienda, ya sea ocasional para veranear o de forma permanente para establecerse a vivir en la ciudad. Y es que si algo tiene nuestro país es que acaba por enamorar a toda aquella persona que lo visita, por lo que todos aquellos turistas que hayan venido en alguna ocasión siempre tienen cierto interés en establecerse aquí para poder experimentar este estilo de vida tan dinámico y activo, y sobre todo tan diferente al que ellos pueden llevar en sus países de origen, por lo que cuando una inmobiliaria del extranjero con sede en Barcelona (una de las ciudades más bonitas del mundo) no se lo piensan dos veces y aceptan, tan solo por aprovechar la oportunidad y vivir la experiencia.

Por ende, y una vez más, el país en general y Barcelona en particular se benefician del increíble trabajo y oficio que realizan las personas extranjeras aquí instaladas, las cuáles ayudan a impulsar la economía (en este caso en concreto) de dos sectores de la economía los cuáles habían sufrido grandes pérdidas debido a la crisis: el sector inmobiliario y el de la construcción. Por ello, multitud de comunidades autónomas están copiando este "nuevo" modelo de negocio de las inmobiliarias para aumentar sus números de ventas en otras ciudades así como ha ocurrido en Cataluña.

Comentarios