miércoles 18/5/22
¿FIN DE LA CRISIS?

Los contribuyentes europeos asumirán la carga del acuerdo con Grecia

El jueves podría cerrarse el primer acuerdo de los muchos a los que deben llegar acreedores y Grecia. Los gobernantes europeos cargarán sobre las espaldas de sus contribuyentes el segundo rescate heleno y el más que probable tercero de cerca de 50.000 millones. Aunque existen voces muy críticas con la situación desde Lituania, Luxemburgo o Bélgica

Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia.

Reunión tras reunión. Unas oficiales, otras extraoficiales otras de urgencia. Cruces de declaraciones, acusaciones varias y desplantes de todo tipo. La negociación entre el nuevo Gobierno de Grecia y sus acreedores parece llegar a su fin. Todo ello saldrá del contribuyente europeo, ya sea español, alemán o francés y no solo ahora sino el más que posible tercer rescate que necesitará Grecia.

Al primero de los muchos que van a compartir a lo largo de los meses y años. Llega porque o bien hay acuerdo para seguir dentro del euro o bien Grecia debe salir de él en apenas unas horas. Aunque todo hace presagiar que será lo primero, tras el visto bueno del Eurogrupo a la contraoferta realizada por Syriza, el partido de extrema izquierda que gobierna en Grecia.

No obstante, tan solo es la primera parte. Grecia necesitará un tercer rescate una vez se haya llegado a un acuerdo, el propio ministro de Economía de España, Luis de Guindos, lo cifró en cerca de 50.000 millones.

A las 19:00 se han reunido los jefes de Estado y Gobierno en la Cumbre del Euro que se convocó de urgencia la semana pasada tras el fracaso de la negociación anterior. El acuerdo no se ha cerrado hoy pero se ha avnzado en el buen camino. Los ministros de Economía de la eurozona han subrayado que las nuevas propuestas son una “base sólida” para negociar. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha lamentado que las propuestas llegaran tarde y no se han podido examinar.

"La primera opinión general de las instituciones (de la troika) es que las propuestas son amplias y completas. Pero deben examinar los detalles para ver si todo cuadra en términos presupuestarios, si las reformas son suficientemente globales para que la recuperación económica despegue", ha explicado Dijsselbloem en rueda de prensa al término de la reunión.

"Es una buena base de trabajo, pero todavía queda trabajo por hacer para completarlas, precisarlas y verificar la coherencia del conjunto", ha coincidido el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. "Estamos buscando un acuerdo, pero el acuerdo todavía no está ahí", ha apuntado.

La oferta griega

Grecia necesita la aprobación de todos los acreedores para poder obtener el último tramo de ayuda de 7.200 millones de euros del rescate. En un principio se ha atisbado cierto descontento con el partido griego porque las propuestas se han enviado mal. Una parte llegó el domingo por la noche y en cambio una segunda parte ha llegado por la mañana.

Las próximas horas son claves para llegar a un acuerdo. La troika (Consejo Europeo, BCE y FMI) y los negociadores de Atenas trabajarán para completar la evaluación de las propuestas griegas, calcular su impacto presupuestario y definir una lista de medidas previas que el Gobierno heleno deberá aprobar. Las nuevas propuestas de Atenas suponen un avance por lo que se refiere a la reforma de las pensiones, pero se quedarían cortas en cuanto al IVA, según fuentes europeas.

Las voces discordantes

La realidad es que más allá de un acuerdo en las próximas horas la situación es muy tensa. Los distintos países desconfían de la puesta en funcionamiento por parte de Syriza. En otras reuniones fueron los ministros de España y Eslovenia mientras que ahora ha sido la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaité, al asegurar en su cuenta de Twitter que "el Gobierno griego todavía quiere seguir de fiesta pero las facturas las tienen que pagar otros".

"Decir que no hay deuda y que debemos olvidar la deuda no es una solución. Había acuerdos que deben respetarse", ha señalado por su parte a su llegada a la cumbre de la eurozona el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, que ha resaltado que tiene una "responsabilidad" hacia sus contribuyentes. No obstante, Bettel ha apuntado también que todo el mundo perdería con una salida de Grecia del euro.

Por su parte, el primer ministro belga, Charles Michel, ha admitido que en las últimas semanas "ha habido mucha irritación contra el Gobierno griego" por sus tácticas negociadoras y ha pedido a Atenas que "asuma sus responsabilidades" con propuestas "realistas, creíbles y sostenibles" para llegar a un acuerdo.

Los contribuyentes europeos asumirán la carga del acuerdo con Grecia
Comentarios