martes 16.07.2019
Actualidad Deportiva

Márquez se impone en un loco Gp de Catalunya

La temporada 2019 de la MotoGp se parece, y bastante, a la del año anterior, cuando Marc Márquez dominó durante todo el año y ganó su quinto trofeo con mucho mérito. El piloto de Cervera, que para muchos es uno de los predestinados de siempre en este deporte, había sido capaz de dejar atrás, y por muchos puntos, a rivales duros como los italianos Andrea Dovizioso y Valentino Rossi.

marquez
marquez

Este año, después de un comienzo tambaleante, el catalán quiere volver a imponerse sobre sus adversarios y en el último Gp, es decir el de Catalunya, ha demostrado que ya no está para bromas. Jugando en casa y delante de un público que siempre lo ha apoyado, el vigente campeón se ha lucido como nunca este año y ha ganado una carrera loca por una serie de situaciones. Entre ellas destaca sin duda la que ocurrió al principio de la carrera, cuando Jorge Lorenzo se cayó y se llevó consigo a Andrea Dovizioso, Valentino Rossi y Maverick Viñales, los principales rivales del piloto catalán, dejando así muy cocinado todo para Márquez, que ha tenido solamente que gestionar la ventaja acumulada.

El mallorquín de la Honda ha salido a hablar al final del Gp: “Me sabe mal por ellos porque les he fastidiado el trabajo de todo el fin de semana. Me hubiera gustado caerme solo yo. Pero el perdón no sirve de nada”. Con estas palabras el compañero de Márquez ha tratado de justificarse, aunque haya terminado haciendo un franco favor al vigente campeón, que se consolida ahora como líder en solitario de la clasificación de MotoGp con 140 puntos, es decir 37 más que Dovizioso, su rival más cercano, y 39 más que Álex Rins, otro piloto catalán que se está perfilando como la gran revelación de esta temporada.

Tras esta carrera, Márquez puede entonces ya dar un paso adelante hacia la victoria del título de esta temporada, algo en el que es el claro favorito de las apuestas tras haber completado prácticamente mitad de temporada. Su victoria en Montmeló ha sido la de un piloto experto que sabe lidiar con los problemas y, sobre todo, sabe gestionar las ventajas, además de no hacer errores graves. Afortunado en no encontrarse en el vórtice de la múltiple caída provocada por Lorenzo, el de Cervera pone ahora rumbo al próximo Gp, es decir el de Assen, en Holanda, que tendrá lugar el 30 de junio próximo.

Sin embargo, con 13 carreras todavía por disputarse, Márquez sabe que deberá tener cuidado con las embestidas y los arrebatos de Dovizioso, que le sigue en la tabla, y de otros rivales que harán de todo para estorbarlo. Ganar un mundial de MotoGp no es fácil y para ello se requiere mucha continuidad. Hasta el final de temporada todavía queda un mundo, aunque el piloto catalán sigue siendo el que más opciones de ganar tiene, tanto por su talento como por la moto que maneja.

Comentarios